Así afecta a América Latina la caída del precio del petróleo

Así afecta a América Latina la caída del precio del petróleo

Aunque podría actuar como estímulo económico, la caída del precio del petróleo volvió a hundir a todos los mercados de valores del mundo. Tres ejemplos de latinoamericanos muestran cuán diferentes pueden ser los efectos.

En medio de la crisis por el coronavirus, Arabia Saudita abre su grifo petrolero. En consecuencia, este lunes (09.03.2020), el precio del petróleo cayó tan bruscamente en un solo día como no lo había hecho durante casi 30 años. Y algunos expertos auguran que podría caer al nivel de la pasada década de 1990. Para algunos países esto es un desastre económico; para otros, podría tener el efecto de un programa de estímulo económico. Tres ejemplos en  América Latina muestran por qué.

Venezuela

El país tiene las mayores reservas de petróleo del mundo. Sin embargo, actualmente, apenas desempeña papel alguno como exportador. Entre los años 2000 y 2018, el volumen de producción se ha reducido en más de la mitad. En gran parte responsable de esto es la política del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), que ha gobernado desde 1998, asustando a los inversores y dejando, al mismo tiempo, que los sistemas de transporte y las refinerías se deterioren. Y eso, aunque el país es completamente dependiente de los petrodólares. Más del 90 por ciento de las reservas de divisas provienen del sector petrolero. Y el gobierno necesita desesperadamente dólares para mantener en alguna medida a raya la crisis de suministro.

En febrero de 2020, el presidente Nicolás Maduro estableció una comisión para aumentar la producción, que en enero fue un tercio inferior al nivel de ese mes del año anterior, informa el servicio de noticias estadounidense Stratfor. Ahora, la caída del precio del petróleo hará hará aún más difícil para el gobierno socialista asegurar suministros básicos para la población venezolana. Incluso antes del shock del precio del petróleo, observadores presagiaban que Venezuela finalmente colapsaría y se hundiría en el caos en el transcurso de este año. Tan mal augurio es hoy más probable.

Brasil

El país más grande de América Latina tuvo que importar petróleo durante décadas. Luego, a principios este decenio, se descubrió una enorme reserva en la costa sureste. Entretanto, se obtiene tal cantidad de petróleo que Brasil se ha convertido en el noveno productor más grande del mundo, y el sector tiene un excedente de exportación. Su participación en la balanza comercial es significativa, pero no dominante, con entre unl 13 al 14 por ciento. Solo por esta razón, la caída de los precios del petróleo no afectará a Brasil tan fuerte como a Venezuela. El país también tiene una industria que podría beneficiarse de la materia prima de bajo costo.

Sin embargo, para el Gobierno, la caída del precio petrolero es un duro golpe. El sector no solo genera ingresos fiscales, sino que también arroja dividendos a las arcas estatales, gracias a la participación estatal en la compañía petrolera Petrobras. La amenaza para el presupuesto estatal brasileño no grave, puesto que la proporción de estos dividendos con respecto al total de ingresos del Estado es demasiado pequeña para surtir tal efecto. Pero podrían faltar fondos para inversiones en el desarrollo económico del país, tanto al Estado como al sector petrolero en Brasil.

México

El segundo país más grande de América Latina es considerado como el patio trasero de los Estados Unidos. Entretanto, México podría describirse como el primer y hasta ahora el único país industrial de América Latina: según una clasificación del Instituto de Tecnología de Massachusetts, el país tiene, por mucho, la economía más diversificada de la región, a la par con Italia y Noruega.

México también produce cantidades significativas de petróleo, pero tiene que importar más productos petroleros de lo que vende. Una caída del precio del petróleo reducirá los ingresos del sector, pero beneficiará a la economía en su conjunto.

El coronavirus y la disputa comercial entre China y Estados Unidos son claramente más amenazantes para México, ya debilitado. Si la demanda del vecino del norte disminuye debido a las perspectivas mixtas, esto podría convertirse en un problema real para México.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino