Asesor del PNUD: “Me preocupa más el ataque a los órganos electorales”

Asesor del PNUD: “Me preocupa más el ataque a los órganos electorales”

Luis Martínez-Betanzos, asesor del PNUD, se encuentra en el país para reunirse con organismos electorales. Señala que debe llamar la atención la información que busca dañar la percepción sobre los organismos electorales. “Nunca se había visto tanta desinformación en Perú”, exclama.

Luis Martínez-Betanzos es un experto electoral español que asesora regionalmente al Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). Hace dos semanas llegó al Perú para acompañar el trabajo del equipo nacional del PNUD y han sostenido reuniones con el Jurado Nacional de Elecciones, la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE), las misiones de la Organización de los Estados Americanos, Unión Europea, Unión Interamericana de Organismos Electorales, IDEA Internacional y la Asociación Civil Transparencia. Esto en el marco de la segunda vuelta entre los candidatos Pedro Castillo y Keiko Fujimori.

¿Han detectado incidentes electorales que les preocupen en el desarrollo del proceso electoral?

A nivel técnico no vemos ningún problema. Esto lo digo estudiando su ordenamiento jurídico, y el trabajo de los órganos electorales hasta hoy. Vuestros órganos competentes son fuertes e independiente, lo cual es primordial. Lo que nos preocupa es algo que ya vemos en otros países, el tema de la desinformación que evidentemente está afectando el proceso; lo afecta porque es una cuestión de percepción. Las elecciones son muy empíricas, técnicas, pero como son políticas, el tema de la percepción es sumamente importante.

Hablemos primero de la independencia. ¿Está garantizada la independencia de los organismos electorales en este proceso?

Por lo que he observado y he podido contrastar con muchos otros colegas que están en el terreno hace meses, sin ninguna duda. Vosotros tenéis un sistema de selección de los líderes de los órganos electorales muy complejo, y que se diseñó de esa forma para evitar que cayese en manos de partidos políticos. Ese sistema funciona. Los hechos que vimos el 11 de abril y lo que vemos hasta el día de hoy, no me dejan duda de la independencia.

¿Le preocupa las recientes denuncias contra los entes electorales? Ud. comentaba que había desinformación.

La desinformación viene dada por el error sin maldad que puede emitir un ciudadano; entender algo mal y transmitirlo. Pero luego está la desinformación intencionada. Estamos viendo las dos en Perú, y en mayor grado que en procesos anteriores. Nunca se había visto tanta desinformación en el Perú. Es un fenómeno global y que viene dado por muchas razones, una de ellas es las nuevas plataformas digitales que tienen sus ventajas y sus desventajas. Eso nos preocupa porque afecta la percepción del trabajo de estos órganos, y cuando estén los resultados, si la gente no se fía de ellos, puede erosionar la tranquilidad del resultado. Esa erosión a la credibilidad es el mayor riesgo de una elección, y el Perú lo está sufriendo ahora.

Recientemente hemos escuchado una denuncia sobre fallecidos en el padrón electoral. ¿Ese tipo de desinformación respecto a los organismos electorales es la que más le preocupa o la desinformación respecto a los candidatos?

Me preocupa más el ataque a los órganos electorales. En una campaña política, que haya ataques a un candidato u otro es lo normal, es parte del juego político, quizás esté un poco acelerado en estos tiempos. Pero lo que me preocupa es el ataque a la institución; esto del padrón es un caso evidente. No hay ningún padrón en el mundo donde no haya muertos el día de la votación, por los sistemas que utilizamos para crear los padrones. En vuestro caso, tenéis un buen sistema, emana del Registro Civil que tiene una presencia territorial muy importante. La pandemia obviamente provocará que haya más muertos en el padrón, pero eso pasa en todo el mundo. Aquí tienen un cierre de un año [antes], eso quizás habría que revisarlo en el futuro, pero no nos preocupa. Cuando se dice que hay muertos en el padrón, ¿qué se quiere decir? ¿Que alguien votará por esos muertos? Como técnico electoral te diré que eso no es posible porque hay que pasar muchos filtros de control. Para que ese muerto vote tienes que pasar por tres jurados de mesa que han sido elegidos aleatoriamente. Los tres tendrían que estar de acuerdo, tienes que ir con el carnet de la persona que está muerta. Además, tienes a los observadores nacionales, los representantes de los políticos. Tienes que cuadrar muchas cosas para que un muerto pudiese votar ilegalmente. ¿Para qué haces eso? Si sirviese para algo, tendrías que tener decenas de miles de gente que tú sepas que están muertos para poder votar.

¿Existe algún acto en el que hayan incurrido los entes electorales que le parezcan cuestionables o su actitud ha sido impecable?

Si veo sus actuaciones, el calendario electoral como se ha seguido, los hitos electorales, las resoluciones, nosotros no vemos de ninguna forma nada que nos alerte sobre actos de estos órganos. Parece que están haciendo un muy buen trabajo.

¿Le preocupa la polarización de la campaña en el desarrollo del proceso electoral? Hemos visto un alto nivel de agresividad.

No nos gusta indudablemente la agresividad o el tono elevado de la campaña. Los ciudadanos supongo que también querrían un debate mejor ordenado. Pero no nos sorprende. Cuando uno está en la segunda fase y disputa el poder entre dos candidatos, que se eleven algunas de las discusiones se ve en muchos otros países. Pero todo el mundo debería intentar moderar el tono, dar tranquilidad a la ciudadanía, y seguir peleando como candidatos que son hasta el final, pero con un tono más suave.

Se ha visto también hostilización hacia la prensa.

El ataque a un periodista en campaña es inaceptable. Las elecciones protegen varios derechos políticos, uno de ellos es de la información. La información al ciudadano en muchos casos llega a través de los periodistas, que tiene que ejercer su función en forma libre y cómo les parezca. Nos parece inaceptable, y que los candidatos hagan referencia a esto es importante, porque antes estábamos hablando que el tono es muy elevado, y eso lleva a tensionar a la sociedad y no es necesario. Nos parece que la libertad de información, acceso a la información, de expresión, tiene que ser una de las prioridades de la democracia, y en las elecciones indudablemente eso es uno de los instrumentos que tienen los ciudadanos para informarse.

Hablemos del contexto. ¿La situación de la pandemia complica el desarrollo de este proceso electoral o ha visto que la ONPE ha hecho una planificación que garantice la seguridad de los votantes?

Lo que hemos visto es que los repuntes del virus del COVID-19 no se dieron después del 11 de abril; lo cual para mí esa es la prueba de algodón. Si no hubo repuntes a la semana, quiere decir que las medidas de protección diseñadas por la ONPE fueron buenas. A mí me consta que la ONPE estudió mucho bien esto, buscó experiencias comparativas de otros países y hubo una muy fuerte campaña de información. Pero aquí lo importante es la ciudadanía, me da la impresión que en Perú, por lo que veo en las calles, la gente está muy concienciada, se protege. Para que tenga éxito una elección, todos tenemos que jugar el partido.

En la primera vuelta, el ausentismo fue el más alto de nuestra historia, de 29%. Una hipótesis podría ser, entre tantas otras, el temor al contagio en los locales de votación. Para esta ocasión, ¿los peruanos tienen garantías de no contagiarse?

Creo que sí. Nosotros estábamos ayudando a muchos países a organizar elecciones bajo pandemia, y las medidas que se han tomado aquí nos parecen las correctas. Algunos países lo que hacen es tener varios días de votación, para que la gente no se junte en los centros, pero eso crea muchos otros problemas, porque tienes al personal de votación más expuesto durante más tiempo. A nosotros nos parece muy bien, se ha multiplicado el número de centros, las horas, las protecciones para los miembros de mesa, la limpieza que se hace de los centros de las mesas, el control en el acceso.

En estos meses se han dado varios procesos electorales en la región. ¿Comparativamente con Ecuador y Chile, tenemos las mismas garantías de unas elecciones limpias?

Sin lugar a dudas. Perú tiene un sistema de proceso electoral homologable, como cualquiera de los vecinos que tiene, y te recuerdo que en temas electorales, Latinoamérica está más avanzada que otros países. Cuando lo digo la gente se sorprende un poco, pero Latinoamérica es el continente que tiene mayores avances en temas electorales en aspectos como la justicia electoral, entre otros. Perú tiene un proceso que no ha generado ninguna duda, que es conocido desde el extranjero que funciona bien, que siempre se pueden hacer retoques. Por ejemplo, el tema de informaciones falsas, hate speech, todo eso creo que se debería revisar. Y aunque no tengamos todas las soluciones, sí que hay cosas que se pueden hacer desde los órganos electorales de cara a futuras elecciones para intentar controlar ese flujo de información que a veces confunde.

¿La renuncia de tres integrantes del Tribunal de Honor es algo que le llama la atención?

No es bueno que algunos de sus miembros renuncien a tan pocos días de las elecciones. ¿Eso afecta el proceso electoral legalmente? No lo afecta, puesto que el Tribunal de Honor es un añadido que no afecta al proceso electoral en sí legalmente. No tiene ningún afecto en ese sentido. Pero por lo que yo entiendo el Tribunal sigue funcionando con los miembros que tiene. Es algo que se debería revisar, se debería discutir entre los que han renunciado. Esto es para hacer un proceso de lecciones aprendidas.

¿Hay garantías de que el Ejecutivo no ha interferido de ninguna forma en este proceso electoral?

Hoy [miércoles] estábamos comentando con algunos colegas que el Ejecutivo está haciendo un muy buen trabajo. Están ayudando al proceso en lo que corresponde, que es en facilitar los colegios y locales, facilitar la seguridad donde allí corresponda. Recuerdo que el Ejecutivo es quien organiza las elecciones en el exterior; es la Cancillería la que, bajo las instrucciones de la ONPE y la vigilancia del JNE, organiza esas elecciones. Es el 4% de vuestro electorado, es bastante. Nos parece que están teniendo un papel impecable en este proceso, quizás porque no son parte de la votación. Ojalá en todos los países el Ejecutivo se estuviera portando con los órganos electorales como en Perú.

Hubo criticas a la neutralidad de la Cancillería, pues se emitió un comunicado cuando el ex presidente uruguayo José Mujica se manifestó, pero no se hizo lo mismo cuando el presidente de Ecuador Lenin Moreno o el líder opositor venezolano Leopoldo López hicieron lo mismo. ¿Eso da algún indicio de que no haya neutralidad?

Yo me quedaría con lo que te decía antes. El Ejecutivo está apoyando bien el proceso. Esto lo he oído por parte de los órganos electorales. Creo que hay buena relación, que tiene que existir lealtad al proceso electoral. La diplomacia tiene sus complejidades. Yo no podría comentar por qué la Cancillería dijo o hizo esto o aquello.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino