Arranca en Turquía el mayor juicio contra los supuestos autores del golpe a Erdogan

Arranca en Turquía el mayor juicio contra los supuestos autores del golpe a Erdogan

A cerca de medio millar de personas se les imputa el delito, entre otros, de intento de asesinato del presidente turco

Las masivas purgas puestas en marcha por el presidente turco Recep Tayyip Erdogan tras el sangriento y fallido golpe de Estado de hace un año han convertido a los juzgados de Estambul y Ankara en verdaderos centros de la actualidad política y social del país eurasiático.

Hoy le toca el turno a la capital, donde ha comenzado el mayor caso hasta la fecha en la serie de procesos judiciales contra los supuestos golpistas. La fiscalía acusa a 486 personas de mantener vínculos con los militares sublevados que durante la noche del 15 al 16 de julio de 2016 mataron a 249 personas e hirieron a otras 2.193.

La mayoría de los personas que se sientan en el banquillo formaban parte de las Fuerzas Armadas, aunque entre ellos también hay civiles. Las autoridades les imputan delitos que van desde asesinato y violación de la Constitución hasta intento de asesinato del presidente de la República de Turquía: Erdogan.

Sin embargo, no todos comparecerán, pues siete de los acusados se encuentran todavía a la fuga. El más famoso es, sin duda, el clérigo musulmán Fethullah Gülen, a quien el Gobierno turco señala como el cerebro detrás del alzamiento. Gülen reside desde 1999 en los Estados Unidos y Ankara ha pedido que sea extraditado a territorio turco. La demanda, hasta el momento, no se ha traducido en ninguna acción, lo que ha agriado las relaciones entre los dos aliados de la OTAN.

Del resto de acusados, 461 ya se encuentran en prisión preventiva, mientras que 18 están en libertad condicional a la espera de que se dicte sentencia.

El macrojuicio, que se celebra en unas instalaciones creadas a propósito junto a la prisión de Sincan, en Ankara, tiene el objetivo de arrojar luz sobre lo sucedido la noche del golpe en la base militar de Akinci, que la Fiscalía describe como centro de operaciones de los militares sublevados. Desde allí, sostienen las autoridades, se ordenó el bombardeo del Parlamento turco.

No obstante, no se espera que las vistas orales aporten nuevos datos a lo poco que se conoce sobre aquellas fatídicas horas, pues una de las figuras clave, Adil Oksüz, también se encuentra en paradero desconocido.

Oksüz, un profesor de teología seguidor del movimiento de Gülen, es conocido como el «Imán de las Fuerzas Armadas» ya que fue capturado la noche del golpe en las inmediaciones de la base militar de Akinci. A pesar de lo extraña que resultaba su presencia en la zona, Oksüz fue liberado el día siguiente y desde entonces se le ha perdido la pista.

Las autoridades ven en su implicación una de las principales pruebas de la responsabilidad directa de Gülen en el golpe. Sin embargo, encabezar la lista de los hombres más buscados en Turquía no ha evitado que, transcurrido ya un año, no se tenga ninguna pista sobre su posible localización. Y las autoridades cada vez son más pesimistas sobre la posibilidad de dar con él. A principios de julio, el hasta hace pocos días ministro de Justicia, Bekir Bozdag, especuló con la opción de que Oksüz haya sido asesinado por FETO [Organización Terroristas Fethullah Gülen, siglas que utilizan las autoridades para referirse al movimiento gülenista] para evitar que hable.

 

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino