Argentina y Turquía reclaman a Uruguay dinero por los bienes decomisados a criminales con los que acordó reducciones de penas

Argentina y Turquía reclaman a Uruguay dinero por los bienes decomisados a criminales con los que acordó reducciones de penas

El sindicalista argentino Marcelo Balcedo y el estafador turco Osman Naim Kaya tienen muchas cosas en común. Ambos lavaron dinero en Uruguay, usaron autos de lujo y firmaron acuerdos millonarios con la Justicia para reducir sus penas. Sus historias también derivaron en consecuencias diplomáticas casi idénticas. Sus países de origen, Argentina y Turquía, reclaman parte del dinero decomisado, por ahora sin suerte.

El Estado argentino presentó ayer miércoles un recurso en la Justicia uruguaya para intentar quedarse con parte de los bienes incautados al sindicalista argentino Marcelo Balcedo y a su esposa Paola Fiege, informó a Búsqueda el embajador de ese país, Alberto Iribarne.

El diplomático dijo que a su gobierno y a la justicia de su país los tomó “por sorpresa” la información, divulgada el viernes 2 “a través de la prensa”, de que la Fiscalía había llegado a un acuerdo con la pareja que implicaría que el Estado uruguayo se quede con una parte de los bienes y los acusados recuperaran algo. Balcedo fue condenado por lavado de activos, contrabando y tráfico internacional de armas de fuego, municiones, explosivos y otros materiales relacionados.

Su esposa, por asistencia al lavado de activos. Ambos lograron reducir sus penas mediante la firma de un acuerdo que sellaron la semana pasada. Ahora Balcedo debe cumplir prisión domiciliaria y libertad vigilada, y Fiege solo libertad vigilada.

Según publicó El País, la sentencia judicial dispuso el decomiso de una serie de bienes: US$ 4.000.000 en efectivo, un chalet en Maldonado, dos autos Porsche, uno modelo Panamera Turbo y otro Boxter S, un auto Chevrolet modelo Camaro y una camioneta Rover, modelo Range.

Argentina decidió “impulsar todas las medidas para embargar los bienes
incautados”, dijo Iribarne, y agregó que el embargo ronda los US$ 26 millones. El
diplomático recordó que la investigación en Uruguay surgió a pedido de la Justicia
de su país.

El juez federal de La Plata Ernesto Kreplak, a cargo de la causa en Argentina,
envió el viernes 2 un exhorto para conocer los detalles del acuerdo alcanzado por
la Fiscalía uruguaya. “Para nosotros es muy importante saber de qué bienes se
trata”, declaró el lunes 5 el juez a la diaria.

El magistrado, además, presentó hace un mes un pedido para poder tomar
declaración a Balcedo en el marco de su investigación. Es su segundo intento, ya
que en el pasado la Justicia local rechazó esa posibilidad en primera y segunda
instancia, informó Iribarne.

El embajador recordó que el pedido de extradición de Balcedo fue tramitado y
aceptado, pero que todavía deben esperar a que cumpla la pena en Uruguay.
El diplomático mantuvo una reunión ayer con el fiscal de Corte, Jorge Díaz, para
conversar sobre el futuro de los bienes y la posible extradición de los involucrados.
Díaz explicó a Búsqueda que una vez que los bienes son decomisados “pertenecen
al Estado uruguayo y es al Poder Ejecutivo al que le corresponde negociar con el
Estado argentino el reparto de los bienes”.

“No es en el ámbito del Poder Judicial ni de la Fiscalía” que se define su destino,
afirmó.

Los bienes que decomisa la Justicia son enviados al Fondo de Bienes
Decomisados de la Junta Nacional de Drogas, que está en la órbita de la
Presidencia. El Estado extranjero, subrayó, “no participa” en el proceso penal
uruguayo.

“Los bienes pasan del patrimonio del condenado al patrimonio del Estado. Luego el
Estado uruguayo decidirá si hace tratados o no, si hace acuerdos o no, pero no
somos nosotros”, detalló.

Según Díaz, compartir los bienes con un Estado extranjero “requiere de un tratado
y un acuerdo de coparticipación entre ambos Estados”, en el cual la Fiscalía no
interviene. Los gobiernos de Uruguay y Argentina firmaron un acuerdo sobre ese
tema en abril del 2019.

La Ferrari blanca

Una situación similar a la de Balcedo ocurrió con el Estado turco, que desde el año
pasado intenta obtener parte de los bienes incautados al ciudadano turco Naim
Kaya, dijeron a Búsqueda fuentes vinculadas al caso.

En los últimos días un exhorto enviado desde Turquía por este tema llegó a
Presidencia de la República, que lo derivó a la Secretaría Nacional Antilavado, y
esta oficina, a su vez, trasladó el tema a la Fiscalía. Sin embargo, desde la Fiscalía
aclararon que el tema le compete directamente a Presidencia, debido a que los
bienes que le fueron incautados a Naim Kaya están en poder del Fondo de Bienes
Decomisados, dijeron fuentes de la Fiscalía.

La investigación que terminó con la captura del ciudadano turco empezó en marzo
de 2018 a raíz de la aparición de una Ferrari blanca en el barrio Malvín Norte.
Siguiendo esa pista la Policía identificó a Mehmet Aydin, que había huido a
Uruguay porque en Turquía estaba acusado de cometer una estafa millonaria
electrónica.

Aydin permanece prófugo hasta hoy, pero fue capturado su socio Osman Naim
Kaya, que en setiembre de 2018 firmó un acuerdo con el fiscal de Delitos
Económicos, Enrique Rodríguez. Obtuvo la libertad vigilada intensiva a cambio de
que Uruguay recuperara US$ 8 millones.

En el marco de ese caso, la Justicia incautó una embarcación, una Ferrari 458
Spider, una camioneta Fiat Fiorino, una Fiat Fiorino furgón, un camión Mercedes
Benz, un Hyundai Sonata Hybrido, una camioneta Toyota Hilux, cinco Mercedes
Benz Acro y, además, el Estado tiene en su poder el 70% de las acciones de la
sociedad Verde Sierra y en mismo porcentaje un predio en Laguna del Sauce.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino