AGNU  ●  Coronavirus  ●  Islas Malvinas  ●  Mercosur  ●  Mercosur-UE  ●  Venezuela

Argentina y Chile bajan la tensión a un nuevo cruce tras acusación de "injerencia interna"

Argentina y Chile bajan la tensión a un nuevo cruce tras acusación de "injerencia interna"

Alberto Fernández y Sebastián Piñera mantuvieron una conversación telefónica donde destacaron el vínculo personal que mantienen y la relación histórica entre ambos países.

Argentina y Chile le bajaron ayer lunes la tensión a un nuevo cruce entre los dos gobiernos durante el último fin de semana.

El domingo, la cancillería chilena había acusado al presidente argentino Alberto Fernández de cometer una “injerencia en los asuntos internos” al alentar a la oposición chilena a unirse para recuperar el poder. “Eso es lo que le hace falta a Chile, que vuelvan a unirse, que zanjen diferencias para poder recuperar el poder en favor de los chilenos”, fueron las palabras de Fernández.

Ayer lunes Fernández habló con su colega chileno Sebastián Piñera. “Durante la comunicación telefónica, que tuvo una duración de 45 minutos, ambos mandatarios destacaron el vínculo personal que mantienen y la relación histórica que une a Argentina y Chile”, señaló un comunicado difundido por el Gobierno argentino al informar de la conversación entre Fernández y Piñera.

Fernández había opinado sobre la situación chilena el viernes en un encuentro virtual con miembros del Grupo de Puebla, un foro integrado por líderes de izquierda de alto perfil como los expresidentes Rafael Correa, Luiz Inacio Lula da Silva y José Mujica.

“Los dos países destacaron que seguirán colaborando en temas de interés común”, según el comunicado argentino, “para facilitar el tránsito de personas y cargas por los pasos fronterizos con todas las medidas de precaución sanitarias”.

En la videoconferencia del viernes del Grupo de Puebla, participaron reconocidos políticos de la izquierda chilena como José Miguel Insulza, exsecretario general de la OEA y actual senador socialista, y el excandidato presidencial Marco Enríquez Ominami, del PRO.

“Más allá de cualquier diferencia tenemos que unirnos en estos difíciles momentos que atravesamos por la pandemia”, le expresó Fernández a Piñera, según la versión argentina.

Fernández y Piñera coincidieron en que el impacto del coronavirus “ha dado vuelta la economía a todos” y que ambos países están enfrentando “a los mismos dos adversarios: la pandemia y la recesión”.

“Mantengamos nuestra buena relación que es fundamental”, se despidió Piñera de Fernández, según el comunicado argentino.

Chile reportó ayer lunes 7.327 pacientes recuperados de COVID-19, mientras que el número de contagios asciende a 13.813 personas y 198 fallecidos. El país ha sido ampliamente elogiado por su enfoque para combatir el coronavirus, que incluye pruebas generalizadas, cuarentenas flexibles para regiones específicas y acción rápida para asegurar ventiladores adicionales.

Argentina, en tanto, abrió una nueva etapa en su confinamiento, que se alargará hasta el 10 de mayo y que comienza con polémica por la negativa de Buenos Aires y otros grandes ciudades a permitir salidas recreativas de una hora, que el Gobierno nacional había anunciado para este periodo.

El aislamiento social preventivo y obligatorio, que rige en Argentina desde el 20 de marzo y ya se ha prorrogado tres veces, permitirá en esta tercera fase, reanudar algunas actividades con un criterio de segmentación geográfica, es decir, en lugares de baja población donde hay pocos o ningún caso del virus, o está controlado.

Argentina ha registrado unos 3.900 casos de COVID-19, de las que 192 fallecieron y 1.140 fueron dadas de alta.

En esta nueva extensión de la cuarentena, las ciudades de más de 500.000 habitantes deberán continuar con un confinamiento social total, salvo, como ya es habitual, para realizar compras básicas o por trabajar en sectores esenciales.

Sin embargo, como excepción para todo el país, el presidente Fernández, habilitó “salidas de esparcimiento para toda la población”, de hasta una hora y en un radio de hasta 500 metros de su domicilio.

El domingo, el gobierno de la Provincia de Buenos Aires y el de la capital argentina, emitieron un comunicado junto con el de Córdoba y el de Santa Fe en el que se especificaba que diferenciarán, según las localidades y sus características, “la conveniencia de aplicar el régimen para las salidas de esparcimiento de una hora”.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino