Argentina y Brasil entre los que exentan aranceles al acero

Argentina y Brasil entre los que exentan aranceles al acero

Argentina, Brasil, Australia, Corea del Sur y los países de la Unión Europea estarán exentos inicialmente de los inminentes aranceles sobre el acero y el aluminio que aplicará el gobierno de Donald Trump, dijo el jueves el representante comercial Robert Lighthizer.

Argentina, Brasil, Australia, Corea del Sur y los países de la Unión Europea estarán exentos inicialmente de los inminentes aranceles sobre el acero y el aluminio que aplicará el gobierno de Donald Trump, dijo el jueves el representante comercial Robert Lighthizer.

Trump planea imponer aranceles del 25% sobre el acero y de 10% sobre el aluminio como sanción a China por considerar que ha inundado el mercado mundial con esos metales a precio bajo.

Lighthizer dijo a la Comisión Financiera del Senado que varios países están negociando asuntos comerciales con Estados Unidos y que Trump decidió "frenar la imposición de aranceles con respecto a esos países". El funcionario añadió a la lista Canadá y México, con los que Washington está realizando consultas para renegociar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte.

Previamente, el ministro de Economía alemán Peter Altmaier dijo que durante una visita reciente de la comisaria de comercio de la UE, Cecilia Malmstrom, los funcionarios en Washington fueron "receptivos de nuestros argumentos".

Altmaier dijo al Parlamento alemán: "es una cuestión de importancia fundamental, si es que estamos a favor de mercados mundiales abiertos y justos en el futuro".

Esta es una “buena noticia que la Argentina recibe con satisfacción y también con prudencia porque la decisión de Estados Unidos es de carácter temporaria mientras prosiguen las negociaciones bilaterales", para la exclusión definitiva del país de los nuevos aranceles, dijo a The Associated Press una persona de la cancillería que pidió no ser identificada por no estar autorizada para hablar con la prensa.

El Ministerio de Relaciones Exteriores informó el jueves que el canciller Jorge Faurie y el ministro de Producción Francisco Cabrera enviaron una carta Lighthizer solicitando de manera formal la excepción de Argentina a la medida.

La misiva remarcó la fuerte relación comercial entre los dos países y el “importante superávit que favorece a los Estados Unidos, que se vería significativamente incrementado” por la restricción a la importación de productos de acero y de aluminio desde la Argentina, dijo un comunicado.

El país sudamericano argumentó que las exportaciones argentinas representan apenas el 0,6% de acero y 2,3% de aluminio que ingresan al mercado estadounidense.

Por último, Argentina remarcó que es un “participante activo” en los esfuerzos para combatir “el exceso de capacidad mundial de acero”.

En un diálogo telefónico el 9 de marzo, el presidente argentino Mauricio Macri le expresó su preocupación a Trump, quien se comprometió a evaluar el pedido, según la cancillería. En la reunión del lunes y martes en Buenos Aires de ministros de Finanzas del G-20, que engloba a países industrializados y emergentes, el gobierno argentino volvió a reiterar su pedido al respecto a Estados Unidos.

Durante su campaña, Trump prometió reducir el déficit comercial de Estados Unidos, que era de 566.000 millones de dólares el año pasado, mediante la renegociación de acuerdos y la represión de lo que llamó las prácticas comerciales abusivas de los socios estadounidenses, pero el presidente se demoró en pasar de la retórica a la acción.

En enero impuso aranceles sobre paneles solares y lavarropas importados. Luego anunció los aranceles sobre el acero y el aluminio, que justificó con el argumento de que depender de metales importados afecta la seguridad nacional.

Según Lighthizer, el déficit comercial es indicio de que las normas globales de comercio dificultan las exportaciones por parte de empresas estadounidenses. "Estamos negociando acuerdos comerciales que beneficien a los estadounidenses", aseguró.

El gobierno "quiere construir un sistema de mercados globales mejor y más justo que conduzca a un mejor nivel de vida para todos los estadounidenses", dijo el representante comercial.

El senador republicano Orrin Hatch, presidente de la comisión, dijo que se sentía "profundamente decepcionado por la decisión de imponer aranceles globales para remediar un problema causado por China".

Los periodistas de AP Paul Byrne y Almudena Calatrava en Buenos Aires contribuyeron en este reporte

 

 

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino