Argentina sobre Venezuela: "no se puede hacer caso omiso a quienes votaron"

Argentina sobre Venezuela: "no se puede hacer caso omiso a quienes votaron"

09/12 Argentina se abstuvo en la votación que aprobó un declaracion de rechazo de los comicios legislativos en el país caribeño.

Argentina rompió su silencio sobre las elecciones legislativas celebradas en Venezuela este domingo cuando su embajador ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Carlos Raimundi, justicó su voto de abstención en el documento aprobado por el Consejo.

Permanente del organismo en "rechazo de las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre".

Raimundi comenzó diciendo que su país rearma su compromiso con el diálogo de todos los actores en busca de "una salida pacíca y política a la situación crítica que atraviesa Venezuela" y reitera, además, la importancia de la vía electoral para la "necesaria renovación" de las instituciones y alcanzar "una democracia plena, la protección de los derechos humanos, la recuperación de la economía y el bienestar de su pueblo".

Una argumentación inicial que, en principio, comparte la totalidad de los miembros de la OEA, pero Raimundi marcó distancia con la posición mayoritaria (el documento en debate contó con el respaldo de 21 países) al señalar que "Argentina está convencida de que no se puede desde el exterior hacer caso omiso a la voluntad que manifestaron quienes concurrieron al acto electoral".

Las elecciones del domingo en Venezuela para renovar la Asamblea Nacional, a las que estaban convocados 20,7 millones de electores, registró una abstención de 69,5% de acuerdo a datos ociales del Consejo Nacional Electoral.

Los principales dirigentes de la oposición, encabezada por Juan Guaidó, se negaron a participar en los comicios por considerar que no eran libres, ni creíbles, ni transparentes.

El Gran Polo Patriótico, que respalda a Nicolás Maduro, obtuvo el 68,4% de la votación, poco más de 3,5 millones de votos, que representa en realidad menos del 18% del padrón electoral.

Raimundi cuestionó la "política de sanciones", en referencia a las decisiones adoptadas por Estados Unidos contra el gobierno de Maduro, y de no reconocimiento que, a su juicio, "no han llevado a nada"

El representante argentino en la OEA apuntó que el gobierno venezolano debería reconocer que "una democracia es completa cuando la mayoría de su pueblo se siente comprometido con ella".

Raimundi lamentó que desde la OEA no se haya avanzado en fortalecer el sistema democrático venezolano "a lo que no contribuye el proyecto de declaración en consideración".

El funcionario argentino había rechazado en setiembre pasado el informe de Michelle Bachelet, Alta Comisionada de la ONU, sobre la situación de los derechos humanos en Venezuela.

Entonces Raimundi argumentó que Venezuela había sufrido un fuerte asedio de intervencionismo y señaló que había "una apreciación sesgada de lo que son las violaciones de los derechos humanos en determinados países".

La posición fue fuertemente cuestionada por la oposición argentina y medios de ese país y obligó a una intervención directa de la Cancillería para que Raimundi, en posteriores declaraciones, reconociera la seriedad y veracidad del informe de Bachelet.

Medios de Argentina, consideraron que la diplomacia de Alberto Fernández en relación a las legislativas venezolanas se convirtió "en un silencio ensordecedor", en virtud de las diferencias dentro de la coalición ocial del Frente de Todos, donde conviven posiciones de respaldo al gobierno de Maduro con posturas críticas.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino