Argentina reivindica ante ONU soberanía sobre las Islas Malvinas ocupadas por Reino Unido

Argentina reivindica ante ONU soberanía sobre las Islas Malvinas ocupadas por Reino Unido

El presidente de Argentina, Alberto Fernández, reafirmó los derechos de su país sobre las australes Islas Malvinas ocupadas por Reino Unido en su intervención en la 76° Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

El gobernante reivindicó los derechos de soberanía de Argentina "legítimos e imprescriptibles sobre las Islas Malvinas, Georgias del Sur, Sandwich del Sur y los espacios marítimos circundantes que integran parte del territorio nacional argentino".

En el último tramo de su discurso, el mandatario consideró "desmedida la presencia militar en las islas que trae tensión a una región caracterizada por ser una zona de paz y cooperación internacional".

Fernández, que solicitó al secretario general de la ONU, António Guterres, su asistencia para reabrir el diálogo con Reino Unido, consideró que este país "ha agravado la controversia por los llamados a la explotación ilegal y unilateral de los recursos renovables y no renovables del área, lo que contradice la resolución 31/49 de la Asamblea General de la ONU".

Con este planteamiento, el presidente lamentó que las Islas Malvinas se encuentren ocupadas desde hace más de 188 años.

"No existe ninguna razón, salvo la intención del Reino Unido de mantener la manifiesta e ilegítima situación colonial para que no se retome el diálogo bilateral ya mismo por la cuestión Malvinas", afirmó.
Las Islas Malvinas están ocupadas por Reino Unido desde 1833.

Desde entonces, Buenos Aires y Londres mantienen un litigio por la soberanía de la región, lo que llevó a que en abril de 1982 la Junta Militar argentina del general Leopoldo Galtieri (1981-1982) intentara recuperar las Islas Malvinas a través de una ofensiva contra el Reino Unido de Margaret Thatcher (1979-1990).

La guerra culminó el 14 de junio con la derrota del país sudamericano y con casi 1.000 muertos entre ambos bandos solo durante el conflicto armado.

Ambos países retomaron sus relaciones diplomáticas en febrero de 1990 en la administración del entonces presidente argentino Carlos Menem (1989-1999).

Pandemia
El presidente de Argentina sostuvo que el mundo actual afronta una triple pandemia, al referir la inequidad global, el cambio climático y la emergencia sanitaria que causó el COVID-19.

"Enfrentamos una triple pandemia", sostuvo el mandatario al principio de su discurso.

Esta situación presenta no tanto "un cambio de tendencias, sino de un cambio de era", sentenció al dirigirse a este foro, que se desarrolla hasta el 27 de septiembre.

Desde que comenzó a propagarse en marzo de 2020, la pandemia mostró "la globalización de las injusticias", sostuvo Fernández en un mensaje grabado de antemano.

Respecto al cambio climático, el gobernante consideró "penoso que en diez años no se haya podido concretar el compromiso de proporcionar 100.000 millones de dólares a los países en desarrollo para desplegar acciones" contra él.

"La justicia climática será una quimera sin justicia financiera e impositiva que contribuya a una real justicia social", esgrimió el jefe de Estado.

El mandatario también calificó como una medida "provisoria e insuficiente" la decisión de los países del G-20 de suspender los servicios de deuda, algo que "no aborda la cuestión sobre el alivio y la reestructuración de la insostenibilidad de la deuda".

Propuestas
A juicio del mandatario, falta un marco multilateral para la reestructuración de deuda de países de renta media.

"Alentamos la ampliación de nuevo marco común para las deudas del G20 a países de ingresos medios con vulnerabilidades", sugirió

El presidente argentino también reclamó un "pacto que permita extender los plazos y la aplicación de menores tasas ante la situación de estrés financiero" que atraviesan varios países.

En ese sentido, "un nuevo impuesto mínimo global es un primer paso pero insuficiente para favorecer economías emergentes", consideró.

Argentina se encuentra en recesión desde mediados de 2018.

Finalmente, al mostrar su convicción de que las vacunas deben ser bienes públicos globales, Fernández propuso que en el ámbito de la Organización Mundial de la Salud se promueva "la producción, competencia y desarrollo local de las vacunas con políticas públicas centradas en la investigación".

Deuda externa
El presidente de Argentina lamentó que América Latina y el Caribe destinan el 57% de sus exportaciones al pago de la deuda externa.

Al referirse al peso de la deuda externa, el mandatario destacó que "América Latina y el Caribe destinan 57% de sus exportaciones al pago" de este servicio.

Argentina, en concreto, "fue sometida a un endeudamiento tóxico e irresponsable con el Fondo Monetaria Internacional (FMI)", sostuvo el mandatario al calificarlo como un "deudicidio".

El Ejecutivo de Alberto Fernández busca un acuerdo con el FMI para refinanciar el stock de deuda por 44.000 millones de dólares que adquirió el Gobierno de Mauricio Macri (2015-2019) entre 2018 y 2019.

Si bien el crédito entregado fue menor, en un inicio "los recursos aprobados por el Fondo fueron por 57.000 millones de dólares, el equivalente a lo que todo el organismo desembolsó, en los años de la pandemia, a 85 países del mundo", ejemplificó.

"Lo más grave fue que gran parte de esos recursos han sido fugados del país por una apertura irresponsable de la cuenta de capitales", explicó Fernández al aludir a la gestión que lo procedió en el cargo.

La deuda de Argentina con el FMI llega en la actualidad a los 45.455 millones de dólares, según cifras del Ministerio de Economía actualizadas al 31 de agosto.

El país sudamericano lleva en recesión desde mediados de 2017, con una caída de la economía que en 2020 fue del 9,9%.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino