Argentina "no descarta" una futura normativa que de "ventaja" a los vacunados contra la COVID-19

Argentina "no descarta" una futura normativa que de "ventaja" a los vacunados contra la COVID-19

La ministra de Salud de Argentina, Carla Vizzotti, ha señalado que "no descarta" establecer una futura normativa que de "una ventaja" a los vacunados contra la COVID-19, aunque ha asegurado que por el momento "no se está en esa instancia".

"Sin lugar a dudas, quienes se vacunan obtienen un beneficio individual y aportan un beneficio colectivo, ellos tienen que tener una ventaja con respecto a quien decido no vacunarse", ha aseverado Vizzotti.

Sin embargo, preguntada sobre una posible legislación que obligue a la vacunación en el sector privado, ha defendido que por el momento "no se está en una instancia para tomar una decisión porque todavía hay mucha gente que quiere vacunarse", tal y como recoge el diario local 'Clarín'.

En este contexto, ha aclarado que la vacuna contra la COVID-19 no es obligatoria por el momento "por la urgencia y porque la oferta no satisface las necesidades de demanda", y ha mostrado su deseo de que "la mayoría de las personas decidan vacunarse".

Por otro lado, el Gobierno de Argentina ha iniciado este sábado un proceso de retirada gradual de las restricciones impuestas por la pandemia de coronavirus, anunciada por el presidente, Alberto Fernández, durante la jornada del viernes, en la que el país superó la barrera de los cinco millones de contagios.

Este paquete de medidas implica que el país abandona el modelo de semáforo epidemiológico y contempla la alarma epidemiológica para localidades o barrios con más de 300.000 habitantes que cumplan una serie de condiciones, como una tasa de ocupación de las camas en unidades de cuidados intensivos superior al 80 por ciento.

Así, Fernández apuntó a una "apertura sostenida y progresiva" para recuperar "de forma responsable y con cuidado" las actividades normales, antes de agregar que a partir de este mismo sábado se ampliará el número de personas que pueden reunirse, según ha recogido la agencia estatal argentina de noticias, Télam.

El decreto contempla que los eventos sociales, culturales, recreativos y religiosos estarán permitidos en espacio cerrados y que los cines, teatros, gimnasios y centros culturales podrán reabrir con un aforo del 70 por ciento.

Asimismo, se autorizan las reuniones en domicilios particulares de hasta diez personas si son espacios interiores y de 20 sin son espacios abiertos, mientras que se da luz verde a excursiones y actividades turísticas en espacios abiertos, mientras que las reuniones en estas áreas podrá contar con hasta cien participantes.

Por contra, los eventos de más de mil personas siguen prohibidos, algo que también ocurrirá con los viajes de grupos como estudiantes y jubilados, mientras que las fronteras seguirán cerradas al menos hasta el 1 de octubre.

A este respecto, Vizzotti ha justificado esta decisión en que el país lleva "diez semanas consecutivas de descenso de casos", y que con esta nueva legislación "el parámetro de alerta estará vinculado a las internaciones en terapia intensiva y la tensión del sistema de salud".

El Ministerio de Sanidad argentino indicó el sábado en su último balance que durante las 24 horas previas se habían notificado 9.803 casos y 89 muertos, lo que eleva los totales a 5.012.754 y 107.302, respectivamente.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino