Bolivia  ●  Chile  ●  Evo Morales  ●  Islas Malvinas  ●  Mercosur  ●  Mercosur-UE  ●  Venezuela

Argentina le vende gas a Chile y Brasil

Argentina le vende gas a Chile y Brasil

Es ya francamente preocupante el futuro de la industria del gas natural boliviano. Argentina está camino a convertirse en un distribuidor de ese producto en el Cono Sur, un rol que Bolivia no pensaba perder.

Actualmente ese país le vende ese carburante a Brasil y Chile, pero a precios más bajos de los que Bolivia exporta. La situación coloca un signo de interrogación sobre cómo nuestro país podrá negociar los futuros contratos de gas con Argentina y Brasil.

Argentina le vende a Chile el millón de BTU a precios entre 4,20 y 5,25 dólares y a Brasil a 5,65 dólares, mientras importa de Bolivia ese producto a 7,04 dólares. Además, Bolivia exporta gas a Brasil a un precio más bajo que a Argentina, es decir a 5,85 dólares el millón de BTU.

Pese a ello, el ministro de Hidrocarburos no ha querido quedar sin su usual (y forzado) optimismo, y ha dicho, contra los datos objetivos, que “Bolivia tiene los mejores precios de la región”.

Argentina ha aumentado su producción de gas gracias al campo Vaca Muerta, que explota mediante el sistema de fracking. Incluso Brasil tiene disponible más gas propio, que produce en el presal, en aguas del Atlántico.

Bolivia debe, en este nuevo escenario, dejar de lado lamentablemente los acuerdos de Estado a Estado, que son de mayor duración, y empezar a negociar con actores privados, para cada caso y contratos específicos.

La otra cosa que cambiará es que el precio del petróleo ya no será tomado como referencia para el gas, como ha ocurrido en las últimas dos décadas, para gran beneficio de Bolivia, y ello implicará menores ingresos. Ahora habrá que comparar “gas con gas”, es decir se verá a cuánto venden el gas otros productores como Argentina o, de ultramar, Trinidad y Tobago. No son buenas noticias para Bolivia.

A su vez, Argentina quiere renegociar el contrato con Bolivia para rebajar la compra a 10 millones de metros cúbicos diarios de gas, que son las cifras “reales” de venta de Bolivia (muy por debajo de lo que Argentina se ha comprometido). Al fisco boliviano ingresarán 1.152 millones de bolivianos menos sólo de agosto a diciembre de este año por esa rebaja.

Aparte de que los vecinos ahora tienen más gas disponible, el problema de Bolivia es que no ha aumentado sus reservas, de hecho las ha reducido, y las políticas gubernamentales de aumento de impuestos más la retórica antiempresarial y antiinversiones externas ha conseguido que muchas empresas no hagan los esfuerzos suficientes para hacer más descubrimientos. En Bolivia no se han hallado nuevos campos de gas durante los 13 años de gobierno del MAS.

 

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino