Argentina envía ayuda humanitaria a Indonesia

Argentina envía ayuda humanitaria a Indonesia

El Gobierno argentino, a través de la Comisión Cascos Blancos, envió hoy viernes una carga de suministros humanitarios para paliar la situación que viven los habitantes de la provincia de Sulawesi, en Indonesia, luego de terremotos y tsunami que azotaron a ese país el 28 de septiembre pasado, con un saldo de miles de víctimas y una enorme cantidad de desplazados por los daños materiales.

El Gobierno argentino, a través de la Comisión Cascos Blancos, envió hoy viernes una carga de suministros humanitarios para paliar la situación que viven los habitantes de la provincia de Sulawesi, en Indonesia, luego de terremotos y tsunami que azotaron a ese país el 28 de septiembre pasado, con un saldo de miles de víctimas y una enorme cantidad de desplazados por los daños materiales.

"Los suministros enviados consisten en comprimidos potabilizadores que permitirán diluir en 3.300.000 litros de agua, haciéndola apta para el consumo humano. El Ministerio de Salud de Indonesia será el encargado de gestionar la recepción del envío y la distribución entre los damnificados", dijo el Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto de Argentina en un comunicado.

Días atrás, el presidente Mauricio Macri envió una nota de condolencias a su par indonesio, Joko Widodo, a través de la cual expresó su pesar y solidaridad ante la tragedia.

"El ofrecimiento de ayuda humanitaria fue realizado por la Argentina y aceptado por la República de Indonesia, cuyas autoridades expresaron ante los diplomáticos argentinos el agradecimiento del pueblo indonesio", destacó la Cancillería del país sudamericano.

La cifra de muertos por los múltiples sismos y subsecuente tsunami en la provincia de Sulawesi Central de Indonesia superó el número de 2.100.

Los sismos y el tsunami dejaron a 10.679 heridos de gravedad en Palu, capital provincial, y en los distritos de Donggala, Sigi y Parigi Mountong el 28 de septiembre, dijo días atrás el vocero de la agencia nacional de manejo de desastres, Sutopo Purwo Nugroho.

Las catástrofes obligaron a más de 87.000 personas a huir de sus viviendas y buscar refugio, señaló.

Para facilitar las medidas de alivio de emergencia, la administración provincial ha extendido el estatus de emergencia hasta el 26 de octubre.

Sismos fuertes y poco profundos de magnitudes 6,0, 7,4 y 6,1 y un tsunami subsecuente devastaron la provincia el 28 de septiembre, y el área más afectada fue en la ciudad de Palu y el distrito de Donggala.

El tsunami azotó con una altura de entre 0,5 y 3 metros, devastando las áreas costeras cerca de la playa de Talisa en la ciudad de Palu y en el distrito de Donggala, señaló la agencia de meteorología y geofísica.

               

               

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino