Argentina enfrenta fragilidad económica y deterioro intenso, dice experto

Argentina enfrenta fragilidad económica y deterioro intenso, dice experto

La economía de Argentina, que cayó en el primer trimestre un 5,4 por ciento interanual, se enfrenta a una situación de deterioro "muy marcada" por la pandemia del COVID-19 y podría caer más del 10 por ciento hacia finales de este año, opinó el director de la firma de análisis financiero Research for Trader, Gustavo Neffa.

El economista argentino coincidió con las proyecciones hechas por el Fondo Monetario Internacional (FMI), organismo que previó que el Producto Interno Bruto (PIB) de ese país caerá este año un 9,9 por ciento.

"Vemos que la caída anualizada (desde diciembre pasado) es de 4,8 por ciento y la variación interanual de 5,4 por ciento. Nosotros creemos que la economía va a acelerar su caída en el segundo trimestre, ya que hoy estamos viendo un agravamiento de la situación por la paralización de los distintos sectores en los últimos 15 días y porque el brote aún no ha alcanzando su pico", explicó en entrevista con Xinhua.

De acuerdo con el analista, los casos de coronavirus podrían alcanzar su cúspide en julio próximo para comenzar a descender en agosto, una situación que va a generar "complicación en muchos sectores cuya reactivación está en duda", señaló.

"Muchos sectores están aguantando la situación con el efectivo que tenían disponible, otros apelan a las ayudas estatales, pero en realidad estamos ante una situación de deterioro muy marcado, y Argentina está en una fragilidad económica y financiera, que si bien ha logrado estabilizar la caída de reservas (internacionales) y el tipo de cambio, el panorama no es alentador", enfatizó.

Para el experto, el problema que hoy enfrenta Argentina es que esa "relativa estabilidad" en indicadores como la cotización del dólar y la conservación de depósitos en bancos "encubre fuertes debilidades", ya que se sostienen en base a regulaciones y "de trabar aún más la economía".

Indicó que los sectores más afectados por la pandemia y que serán de difícil reactivación, aún cuando la enfermedad logre controlarse, serán la hotelería, restaurantes y comercio minorista, que son además los que emplean "más mano de obra intensiva". Por otro lado, refirió que el sector petrolero también se enfrenta ante complicaciones inéditas por la caída de los precios internacionales del crudo.

Neffa, al igual que otros analistas locales, previó que habrá un rebote de la economía para el 2021, no obstante afirmó que esta recuperación "no llegará a la mitad de lo que se perdió durante este 2020".

"Va a haber un rebote en todo el mundo, pero en el caso de Argentina este repunte va a depender de la situación de la reestructuración de la deuda, de si hay un acuerdo o no, de si habrá inversión privada y, sobre todo, va a depender del contexto internacional, de los precios internacionales de la soja que se han ido deteriorando", remarcó.

Sobre las políticas económicas, el analista financiero consideró que los esfuerzos del Gobierno tienen un límite, y que "es poco lo que éste puede hacer más allá de sostener los salarios que el sector privado no puede pagar".

"La expansión monetaria ya tiene un límite, creo que ya al Banco Central no se le puede pedir más porque ha asistido muy fuerte al Tesoro, y hoy vemos que la base monetaria está creciendo a más del 100 por ciento a nivel interanual", concluyó el economista.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino