Argentina en problemas con la vacuna rusa: se demora la segunda dosis

Argentina en problemas con la vacuna rusa: se demora la segunda dosis

Rusia no envia la segunda dosis para completar la inmunización y también demora la documentación para aplicarla a mayores de 60 años.

El Gobierno de Alberto Fernández analiza un cambio radical en la estrategia de vacunación, en medio del rebrote de coronavirus. Lo que se plantea es aplicar solamente la primera de las dos dosis de la Sputnik V, lo que permitiría duplicar a las personas alcanzadas, ante la demora en la producción y llegada de las segundas dosis.

Así lo afirmó la Secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, quien dijo que diferir la segunda dosis no tiene un efecto significativo y adelantó que ya se está pidiendo a Rusia más cantidad de la primera dosis, a diferencia de la primera tanda donde fueron 300 mil de cada una (esta semana llegaría la segunda tanda).

"La decisión sanitaria más importante que nos tenemos que plantear es si queremos tener 10 millones de personas vacunadas a marzo con dos dosis o si preferimos tener 20 millones de personas con una sola", señaló Vizzotti en una entrevista con Página 12.

"En este contexto de pandemia es muy lógico pensar que se pueda vacunar a más gente con la primera dosis y diferir la segunda para cuando ya esté controlado el brote", agregó. Por otro lado, a posibilidad de vacunar a los mayores de 60 años con la Sputnik V se demora porque el gobierno de Vladimir Putin no envió a Argentina la documentación necesaria para que la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat) emita un informe técnico al ministerio de Salud.

A su vez, la posibilidad de vacunar a los mayores de 60 años con la Sputnik V se demora porque el gobierno de Vladimir Putin no envió a Argentina la documentación necesaria para que la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat) emita un informe técnico al ministerio de Salud.

Fuentes de la Anmat explicaron a LPO que "en cuanto llegue la documentación se evaluará y se emitirá un informe una recomendación" a la cartera que conduce Ginés González García.

El 26 de diciembre, el Centro de Epidemiología y Microbiología Nikolai Gamaleya aprobó el uso de la Sputnik V para mayores de 60. Sin embargo, en el gobierno argentino aseguran que aún esperan la documentación para emitir un informe y poder aprobar esa vacuna.

Lo curioso es que fuentes del ministerio de Salud consultadas por LPO aseguraron que la Anmat "se encuentra analizando la información" sobre la vacuna. De este modo, lo que dicen desde la Anmat no condice con lo que afirman desde la cartera de González García.

Otro dato es que Rusia no publicó los resultados de la fase III de la vacuna en la revista científica The Lancet. Sucede que la fase III se considera completa cuando la información se publica en esa revista de renombre internacional y es analizada por toda la comunidad científica.

A mediados de diciembre, el gobierno argentino quedó en una posición incómoda cuando el propio Vladimir Putin renoció que que la vacuna rusa todavía no estaba autorizada para mayores de 60 años. "Yo atiendo a las recomendaciones de nuestros especialistas y por eso por ahora no me he puesto la vacuna, pero lo haré sin falta cuando sea posible", dijo.

La frase generó un simbronazo en Argentina y reveló que el gobierno ocultó información sobre la Sputnik. Es que en el país se descartaba que la vacuna se iba a priorizar para mayores de 60, la franja de población que presenta mayores riesgos ante el virus. Incluso el propio Alberto (de 61 años) había prometido ser el primero en aplicársela como un gesto de confianza ante la sociedad.

La Sputnik (para menores de 60) fue autorizada "con carácter de emergencia" por el ministro de Salud Ginés González García a horas que el avión que había viajado a Moscú aterrizara nuevamente en el país con las 300 mil dosis.

La Anmat -organismo que debería autorizarla- se limitó a "recomendar" al ministerio de Salud a otorgar la Autorización de Emergencia de la vacuna rusa. Ese mismo procedimiento debería seguirse para la aprobación de vacunas aptas para mayores de 60.

A 11 días del inicio de la campaña de vacunación, unas 107.542 personas ya fueron vacunadas con la Sputnik V. LPO adelantó un mapa del ritmo de vacunación en las provincia y arrojaba resultados dispares.

Según ese relevamiento la provincia de Buenos Aires y la Ciudad Autónoma -epicentro de la pandemia-, eran las zonas donde la vacunación en términos porcentuales arrancó más lenta. En tanto, Córdoba, Tucumán, Neuqén Misiones y Jujuy, entre otras, lideran la aplicación.

En la provincia de Buenos Aires se da además, una pulseada entre el gobierno de Axel Kicillof y los intendentes por la vacuna. Es que hasta ahora los municipios fueron excluidos del proceso de vacunación, que está bajo el control de la provincia.

Tras el incidente de Olavarría, ciudad de la provincia de Buenos Aires en donde 400 vacunas perdieron la cadena de frío, varios intendentes salieron a reclamar que las dosis sean alojadas en los vacunatorios y hospitales municipales.

Olavarría es un ejemplo que esgrimen: la decisión de eludir el vacunatorio municipal para concentrar las dosis en un hospital provincial especializado en oncología y sin experiencia en vacunaciones , no terminó bien.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino