Coronavirus  ●  Estados Unidos  ●  Islas Malvinas  ●  Mercosur  ●  Mercosur-UE  ●  Venezuela

Argentina: el violento desalojo de un terreno pone en evidencia la pobreza agudizada por la pandemia

Argentina: el violento desalojo de un terreno pone en evidencia la pobreza agudizada por la pandemia

La Policía argentina desalojó este jueves a decenas de personas de una propiedad privada al sur de Buenos Aires en una operación que dejó seis policías heridos y 35 personas arrestadas. Cientos de familias ocupaban el predio en la localidad de Guernica, un reflejo de la creciente pobreza agravada por la pandemia. Sin embargo, algunos los catalogan como "usurpadores" y rechazan que el Gobierno les conceda ayudas para reubicarlos.

Este sería el fin de una de las ocupaciones de tierras más mediáticas en Argentina en los últimos meses. En medio de la ira y la tristeza de decenas de familias que ocuparon un terreno privado en un intento por tener un lugar para vivir, alrededor de 4.000 policías derribaron los campamentos improvisados armados con plásticos y palos, algunos de los cuales ardieron en llamas.

El escenario fue un terreno en la localidad de Guernica, a unos 30 kilómetros de Buenos Aires, la capital argentina, a donde los uniformados llegaron con una orden judicial luego de que los propietarios de las tierras acudieran a los tribunales para reclamar la propiedad. Los enfrentamientos se desataron entonces entre los ocupantes, que lanzaron piedras, y las fuerzas de seguridad, que respondieron con gases lacrimógenos.

"Fue desesperante, personas llorando, chicos, ancianos y nos les importó nada, los policías quemaban las casas, quemaron todo, vinieron de sorpresa", dijo Aída Mabel, una de las personas que ocupaban el lugar.

Cientos de familias llevaban más de tres meses viviendo en chozas en este lugar, en un reflejo de la creciente pobreza. La pandemia y los bloqueos destinados a detener la propagación de la pandemia del Covid-19 han agravado los problemas económicos para miles de ciudadanos en el país.

"Me quemaron todo, quiero que me devuelvan mis cosas, estoy con mucha bronca, los policías me pegaron a mí y a mi marido", contó Axi Villafuente, una mujer de 24 años.

"Nos ofrecieron ir a un albergue, pero nosotros no queremos ir"

Desde finales de julio este lugar llegó a albergar cerca de 3.000 personas. La mayoría de ellas ya se había marchado, tras firmar un acuerdo con las autoridades para abandonar la propiedad. A cambio, recibieron materiales de construcción y dinero para pagar el alquiler.

Esta medida fue rechazada por algunos miembros de la oposición y decenas de ciudadanos en redes sociales que consideran que eso significa "premiar" a los "usurpadores" de tierras. Otros, en cambio, refutaron el desalojo al señalar una represión policial contra personas menos favorecidas.

"El Gobierno de la provincia de Buenos Aires hace más de 30 días que está trabajando en el lugar, por esa razón se logró que el 80 % de las personas que estaban allí accediera a retirarse pacíficamente de la toma, con las alternativas que le planteó el Gobierno", dijo la ministra de Gobierno de la provincia, Teresa García.

Aún quedaban alrededor de 200 personas cuando se produjo el retiro forzoso este jueves.

"Salimos con la ropa puesta (...) nos ofrecieron ir a un albergue, pero nosotros no queremos ir, queremos estar acá, estaremos en la calle y volveremos a entrar", cuenta Marisa, una empleada doméstica que se quedó sin trabajo luego del aislamiento obligatorio que comenzó el 20 de marzo en este país, como parte de las medidas impuestas por el Gobierno para mitigar la propagación del virus.

La Justicia ordena el fin de la ocupación en otro terreno en Entre Ríos

Entretanto, en la céntrica provincia de Entre Ríos, la jueza María Carolina Castagno emitió un fallo a favor de poner fin a otra de las ocupaciones del país, la de los terrenos de la familia Etchevehere, una tradicional familia de terratenientes en Argentina.

En este caso, la disputa por una herencia llevó a una de las hermanas, Dolores Etchevehere, a participar en la toma de las tierras, que considera son suyas y no de sus hermanos, entre quienes se encuentra el ex ministro de Agricultura de Mauricio Macri, Luis Etchevehere, por lo que el hecho tomó mayor relevancia en el país.

Con el fallo de la jueza, la ocupación debe terminar "de manera inmediata, pero con el mayor cuidado de la integridad de las personas que ocupen el predio y los bienes que allí se hallan, pudiendo acudir al uso de la fuerza solo en caso de que resulte indispensable y en la menor medida posible", aseguró el dictamen.

En los últimos años, las tomas de tierras se han multiplicado en Argentina, un país que vive una fuerte recesión agudizada desde 2018 y con el 40,9% de sus 44 millones de habitantes en situación de pobreza.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino