Argentina desestima planteos de Uruguay y avanza con su obra de saneamiento en Buenos Aires

Argentina desestima planteos de Uruguay y avanza con su obra de saneamiento en Buenos Aires

El gobierno argentino desestimó el planteo de Uruguay de que la Comisión Administradora del Río de la Plata (CARP) todavía no autorizó la construcción de un colector que arrojará los residuos de 4 millones de bonaerenses. De hecho, la Delegación Argentina (Delar) ante ese organismo informó a comienzos de setiembre que prevé comenzar las obras.

Uruguay había planteado a fines de julio que no contaba con información suficiente del impacto ambiental que tendrá el proyecto argentino. La obra se enmarca en un plan de saneamiento que pretende llevar adelante la estatal argentina Agua y Saneamientos Argentinos S.A. (AySA). El emisario Berazategui tendrá una extensión de 7,5 kilómetros y cuatro metros de diámetro, por donde pasarán los desechos de unos 4 millones de habitantes de Buenos Aires. Serán unos 120.000 metros cúbicos por hora de líquidos tratados, de acuerdo a la información publicada por AySA, que se arrojarán al cauce del Río de la Plata (Búsqueda Nº 2.134).

En su respuesta, fechada el 1º de setiembre, Argentina sostiene que en su carta de julio la Delegación Uruguaya (Delur) en la CARP cometió ―una serie de aseveraciones incorrectas‖ sobre el proyecto y que concluyó ―erróneamente‖ que no prestó su consentimiento.

―Habiendo concluido el procedimiento de información y consulta previas establecido en los artículos 17 y 22 del Tratado, preocupa a la Delegación Argentina que se pretenda desconocer lo aprobado oportunamente en el seno de la CARP. Se trata de un procedimiento que ha sido concluido en plena y total observancia del Tratado de Río de la Plata y su Frente Marítimo, conforme al principio de buena fe y que la Argentina velará sea respetado bajo el mismo principio‖, dice la carta, a la que accedió Búsqueda

Y por último se insiste en que ―todas las afirmaciones del Uruguay‖ presentadas en la nota anterior ―parten de una interpretación errónea y sin fundamentos, y que resultan inaceptables para la Delegación Argentina‖. Dicho esto, en la carta el gobierno argentino asegura que está dispuesto ―a considerar‖, en el ámbito de la CARP, ―las comunicaciones que resulten menester con la empresa AySA‖. Monitoreo

Esa no es la única obra de saneamiento que provoca discrepancias entre los dos gobiernos.

Uruguay pidió a Argentina crear un sistema de monitoreo sobre la calidad del agua del Río de la Plata ante la puesta en marcha del Sistema Riachuelo, que liberará los efluentes de parte del sistema cloacal de la capital argentina a 14 km de su costa. El gobierno de Alberto Fernández negó esa solicitud en agosto (Búsqueda Nº 2.137).

La Delur insistió esta semana con su pedido mediante una carta que presentó en la CARP, informó ayer miércoles El Observador.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino