Argentina dejaría de fabricar autos con motor a combustión en 2041

Argentina dejaría de fabricar autos con motor a combustión en 2041

Iniciativa impulsada por el gobierno de Alberto Fernández busca promover los vehículos eléctricos.

El fin de los autos con motor a combustión. El debate que lleva un par de años y que busca potenciar la movilidad eléctrica se ha concentrado específicamente en los países europeos, fundamentalmente en los escandinavos.

Noruega, el primer país en vender más autos eléctricos que a combustión interna, asoma como el primero en el calendario tras el anuncio de que en 2025 dejarán de circular por su país los vehículos tradicionales como se conocen hace más de un siglo. Luego será el turno de Dinamarca y algunas ciudades como California, Londres y Berlín. De Latinoamérica nada hasta el momento.

Eso hasta ahora, puesto que desde Argentina llegaron llamativas noticias relacionadas con la fabricación de vehículos no contaminantes.

Según indicaron los principales medios transandinos, el gobierno del Presidente Alberto Fernández enviará al congreso un proyecto de Ley de Movilidad Sustentable, el cual busca promover los vehículos que se muevan con “fuentes de potencia no convencionales”.

Sobre la iniciativa, el propio Fernández indicó que en un discurso que “luego de un año de trabajo con los actores de la cadena automotriz, empresarios fabricantes de autos y autopartes, trabajadores y el gobierno, llegamos a un acuerdo para este proyecto de ley que incluye dos grandes capítulos: a) incentivos fiscales para la inversión; b) la creación del Instituto de la Movilidad. La ley facilitará la realización de inversiones por más de US$ 5.000 millones de dólares”.

Que 20 años no es nada
El proyecto de la Casa Rosada, según publica el diario Clarín, tiene una serie de aspectos relacionados con la industria automotriz y la promoción hacia vehículos más eficientes a través de incentivos que van desde exención de impuestos, bonos de crédito fiscal para la adquisición de vehículos sustentables por un monto de hasta el 20% del precio del bien, hasta la eximición parcial o total del pago de patentes, tasas y del impuesto a sellos provinciales o municipales; la circulación en zonas urbanas vedadas al resto del tránsito vehicular, el acceso a estacionamiento exclusivo o preferencial en vía pública y la posibilidad de disponer de un mayor margen de horas de carga y descarga para vehículos de movilidad sustentable que realizan actividades de logística.

Pese a que estos mecanismos se han comentado en muchos países (incluso en Chile, aunque acá no existen incentivos para la adquisión de vehículos eléctricos), lo más novedoso tiene relación con un artículo que habla sobre los vehículos con motor de combustión interna.

Tal como dice Clarín “en el artículo 78 se instruye: ‘prohíbase la fabricación de vehículos que funcionen propulsados exclusivamente por motor de combustión interna... desde el 1 de enero del año 2041, salvo aquellas aplicaciones que por razones técnicas la Autoridad de Aplicación determine que no puedan ser reemplazadas por vehículos de movilidad sustentable”.

Como se ve, con esto Argentina da el primer paso hacia una transformación de sus fábricas. Si bien la fecha estimada es para dos décadas más, bien dice un famoso tango que 20 años no es nada… tiempo suficiente para que una industria poderosa como lo es la automotriz argentina, volviendo a la canción de Gardel y Le Pera, deje de vivir con el alma aferrada a un dulce recuerdo y se instale con propiedad en los desarrollos futuros.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino