Argentina castiga a las Malvinas a través de la Unión Europea

Argentina castiga a las Malvinas a través de la Unión Europea

Gracias a la petición del gobierno de Alberto Fernández a los comunitarios, las islas vivirán un Brexit duro a partir del 1 de enero.

La Unión Europea (UE) le dio la razón al gobierno argentino y no incluyó a las Malvinas en el acuerdo de libre comercio alcanzado con el Reino Unido, que entrará en vigencia a partir del próximo viernes 1° de enero. De esta forma, el bloque comunitario hizo lugar al pedido realizado por la administración de Alberto Fernández, que solicitó que las islas no fueran contempladas como un territorio británico de ultramar en el entendimiento que se firmó en las horas previas a la Navidad.

La exclusión del archipiélago, por el que Argentina y Reino Unido fueron a la guerra en 1982, implica que los productos originarios de las Malvinas dejarán de gozar de las ventajas arancelarias que tenían cuando el país gobernado por Boris Johnson formaba parte de la UE.

Además, los malvinenses perderán la asistencia financiera que recibían del bloque para desarrollar una economía que es extremadamente dependiente de la pesca, que equivale al 60% de su PBI. Como anticipó El Cronista, el gobierno de Alberto Fernández había insistido en que las Malvinas no sean contempladas como un territorio británico de ultramar en el acuerdo que el viejo continente negociaba con el Reino Unido para regular sus relaciones comerciales, basándose en la resolución de las Naciones Unidas que admite la existencia de una disputa de soberanía, y las constantes recomendaciones del Comité de Descolonización de la ONU, constantemente desoído por Londres.

El propio Boris Johnson, en su mensaje a los isleños con motivo de la Navidad, había anticipado la postura de la UE de "excluir a la mayoría de los territorios de ultramar de las negociaciones comerciales de este año". No obstante, el premier británico les aseguró que su gobierno ayudará a "administrar el cambio que se avecina" y que "no han sido olvidados ni dejados atrás".

Unión Europea, “intransigente”
Boris no desaprovechó la oportunidad para criticar a los europeos. La institución comunitaria “fue absolutamente intransigente”.

En la parte séptima de las Disposiciones Finales, el artículo referente al "ámbito territorial" señala en su punto 4 que el Tratado de la Unión Europea, el Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea y el Tratado Constitutivo de la Comunidad Europea de la Energía Atómica no se aplicarán a los territorios de ultramar que tienen relaciones especiales con el Reino Unido.

Y señala que estos son: "Anguila, Bermuda, Territorio Antártico Británico, Territorio Británico del Océano Índico, Islas Vírgenes Británicas, Islas Caimán, Islas Falkland, Montserrat, Pitcairn, Islas Henderson, Ducie y Oeno, Santa Helena, Ascensión y Tristan da Cunha, Georgia del Sur y Sandwich del Sur, e Islas Turcos y Caicos".

Las islas podrían empezar a pagar aranceles de entre el 6% y 18% por los productos que quieran ingresar al mercado europeo.

También disminuirán los ingresos por concesión de licencias pesqueras a los barcos extranjeros, que en las Malvinas representan entre el 50% y el 60% de la recaudación fiscal.

La exclusión de las Islas Malvinas había sido solicitada por el canciller Felipe Solá el pasado 4 de noviembre durante una reunión que mantuvo con representantes de la Unión Europea realizada de manera presencial en la embajada de Alemania en Buenos Aires.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino