Argentina busca convertirse en la mayor fábrica de cerdos del mundo para China

Argentina busca convertirse en la mayor fábrica de cerdos del mundo para China

El país sudamericano aspira a generar USD 20 mil millones si logra pasar de producir 6 a 100 millones de cabezas.

En los últimos días tomó fuerza una versión que indica que el gobierno central de China estaría dispuesto a invertir unos 27.000 millones de dólares durante los próximos 8 años en la industria de cerdos argentina para garantizarse el consumo interno de ese producto.

Si bien aún no hay información oficial, LPO pudo averiguar que a principios de julio el canciller Felipe Solá habló del tema con el ministro de Comercio chino, Zhong Shan, en un encuentro virtual que mantuvieron para evaluar la marcha de los acuerdos bilaterales.

La producción de carne de cerdo en China cayó de 54 millones de toneladas en 2018 a 34 millones previstos para 2020. El derrumbe se explica por la fiebre porcina africana que derivó en la matanza de cientos de miles de planteles porcinos entre 2018 y 2019, según la información del régimen comunista. Versiones del mercado hablan en rigor de cientos de millones de cerdos liquidados.

La producción de carne de cerdo en China cayó de 54 millones de toneladas en 2018 a 34 millones previstos para 2020. El derrumbe se explica por la fiebre porcina africana que derivó en la matanza de cientos de miles de planteles porcinos.

"Esto representa una gran oportunidad para agregar valor a nuestras exportaciones y crear empleo genuino para los profesionales argentinos", comentó Juan Uccelli, consultor privado y ex presidente de la Asociación de Productores de Cerdos (AAP).

En la Mesa de Enlace se mostraron satisfechos por la posibilidad de lograr un acuerdo con China. "Si se trata de un modelo en el que se beneficia a pequeños y medianos productores creemos que puede funcionar", indicaron en Federación Agraria (FAA).

"La transformación de soja y maíz en proteína animal sin duda creará nuevos empleos. China es el mayor consumidor de cerdo del mundo y hoy, dadas las circunstancias, hay una gran oportunidad para aumentar nuestras exportaciones a ese destino", agregaron.

En rigor, el acuerdo con China se viene negociando hace tiempo. En abril de 2019 el ex presidente Mauricio Macri anunció la apertura de las exportaciones de carne de cerdo a ese destino (la Aduana china habilitó en tiempo récord unos 22 frigoríficos argentinos.

El plan chino en la Argentina contempla exportar carne porcina por un valor cercano a los 20.000 millones de dólares por año (a un promedio de 2600 dólares por tonelada) haciendo crecer la producción de 6 a 100 millones de cerdos en 8 años como máximo.

La Argentina produce actualmente alrededor de 1 millón toneladas de carne de cerdo por año con un plantel de unas 300.000 madres. Si el plan chino se concreta se pasaría, entonces, a una producción de 1,7 millones de toneladas y 540.000 madres en 2026.

El plan chino contempla exportar carne porcina de Argentina por unos 20.000 millones de dólares por año, haciendo crecer la producción de 6 a 100 millones de cerdos en 8 años como máximo.

El consumo interno de cerdo en nuestro país se ubica en 14 kilos por habitante por año (entre carne fresca, fiambres y chacinados). Las exportaciones cerraron 2019 en 7.000 toneladas (los principales compradores son Rusia, Hong Kong, Kazajstán y Marruecos).

En la Argentina, según datos de CAME, la participación del productor en el valor final del cerdo es de un 20,5%. Mientras el precio promedio en origen es de $ 66,60 por kilo, los consumidores lo pagan en las góndolas de los supermercados a $ 325 por kilo.

El analista y director de la consultora Nóvitas, Enrique Erize, consideró que "la matanza en China fue de cerdos, no de personas. Buena parte de la creciente clase media oriental ya incorporó hábitos de consumo occidentales y no va a volver atrás al respecto".

"En China hay más de 300 millones de millonarios y una buena parte de su población tiene alto poder adquisitivo. Su población sigue siendo la misma. Si el consumo per cápita no cae, la demanda de proteínas animales se mantendrá", explicó el especialista.

En este contexto, el mayor exportador de carne de cerdo es la Unión Europa con ventas por 2,93 millones de toneladas en 2019, seguido por Estados Unidos (2,66 millones), Canadá (1,33 millones), Brasil (730.000 toneladas) y Chile (200.000 toneladas).

Críticas de la izquierda

En un comunicado de prensa el Frente de Izquierda salió al cruce del posible acuerdo con China. "El libreto para justificar semejante emprendimiento es siempre el mismo: creación de empleo y entrada de divisas", apuntó el diputado Nicolás Del Caño.

"Lo cierto es que el modelo extractivista que se implementó a gran escala en las últimas décadas sólo dejó pobreza, destrucción, saqueo y contaminación en el ambiente y las comunidades", aseguró el legislador del Partido Obrero y ex candidato a Presidente.

No queremos ser factoría porcina ni foco de pandemias. Nos quieren convertir en una granja de cerdos a gran escala, lo que en el país asiático implicó crisis sanitaria y crueldad animal.

En la misma línea, la diputada porteña, Myriam Bregmann, afirmó que "no queremos ser factoría porcina ni foco de pandemias. Nos quieren convertir en una granja de cerdos a gran escala, lo que en el país asiático implicó crisis sanitaria y crueldad animal".

En las redes sociales enseguida salieron al cruce de Del Caño y Bregmann dado que, el acuerdo con China, en caso de llevarse a cabo, contaría con las medidas de bioseguridad dispuestas en los protocolos establecidos en las normativas oficiales del Senasa.

Cabe aclarar, además, que en muchas granjas porcinas de la Argentina los residuos generados por los cerdos se emplean como insumo de biodigestores para la producción de biogás, el cual contribuye a reducir el consumo de gas natural no renovable.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino