Coronavirus  ●  Estados Unidos  ●  Islas Malvinas  ●  Mercosur  ●  Mercosur-UE  ●  Venezuela

Argentina avala el primer ensayo internacional de una vacuna española contra el coronavirus

Argentina avala el primer ensayo internacional de una vacuna española contra el coronavirus

Será testada en más de 300 trabajadores sanitarios del país latinoamericano.

La vacuna «RUTI» desarrollada en el Hospital Germans Trias i Pujol de Badalona (Barcelona) es la primera vacuna española contra el coronavirus en recibir los permisos necesarios para iniciar un ensayo clínico internacional, que se llevará a cabo en cientos de trabajadores sanitarios en Argentina. Según ha detallado este miércoles la compañía Archivel Farma, encargada de su fabricación, este tratamiento fue diseñado originalmente para combatir la tuberculosis pero podría ser también útil para la lucha contra el Covid-19.

Este tratamiento podrá testarse en Argentina después de que la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) del país latinoamericano haya autorizado el ensayo. Paralelamente, también se probará en el Germans Trias i Pujol. Según ha explicado Archivel Farma en un comunicado, se hará un estudio de unos nueve meses de duración. ¿Su objetivo? Valorar la efectividad de la vacuna «RUTI» en la prevención de la infección y la disminución de la mortalidad por SARS-CoV-2 en el personal sanitario.

La vacuna se administrará a un grupo de 369 empleados de hospitales argentinos situados en Buenos Aires, San Salvador de Jujuy y Tucumán. Asimismo, el ensayo clínico será presentado este jueves ante una audiencia de médicos argentinos y españoles en un seminario técnico liderado por el Profesor Mihai Netea, líder mundial en la investigación sobre el potencial clínico de la «inmunidad entrenada» como estrategia para prevenir infecciones.

¿En qué consiste la 'inmunidad entrenada'? Según ha detallado la farmacéutica, la inmunidad innata es la primera línea de respuesta a patógenos desconocidos. Algunos productos, como la vacuna «RUTI», estimulan la inmunidad innata y la dotan de memoria. Este «entrenamiento» permite generar una mejor y más rápida respuesta, por lo que, de funcionar, podría ser la base de nuevas vacunas antivíricas de amplio espectro, así como un primer recurso contra infecciones nuevas.

«Un auténtico cambio de paradigma alternativo y complementario al de la vacunación clásica, específica, basada en la generación de anticuerpos», añaden desde Archivel Farma. No en vano, esta nueva opción terapéutica podría usarse como freno en caso de epidemias provocadas por virus «nuevos» o por mutaciones de virus pandémicos que hacen que las vacunas ya creadas pierdan su eficacia original. También tendría aplicación como refuerzo en poblaciones que no responden con eficacia a las vacunas específicas o complemento de vacunas que generan anticuerpos (como podría ser el caso de las desarrolladas para la Covid-19).

«Esta vacuna se estaba desarrollando para tuberculosis, que partió en 2005 en el hospital de Badalona. Cuando empieza la pandemia había otra vacuna para la tuberculosis, una muy antigua, que tenía capacidad de proteger contra otras dolencias respiratorias. Con base en esta observación, la OMS promovió pruebas para usarla en coronavirus. El mecanismo de acción de esta vacuna nos permitió conocer el origen de la inmunidad que generaba, que es la inmunidad 'entrenada'. Ahora, con este estudio, estamos tratando de trasladar a este capacidad de entrenamiento a nueva vacuna que sirva para el coronavirus. Tiene todos los números de que será así», explicaba con optimismo a ABC doctor Luís Ruiz-Ávila, director general de Ruti Immune, la empresa creada por Archivel Farma para el desarrollo del tratamiento.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino