Argelia elige presidente para cerrar 20 años de la era Buteflika

Argelia elige presidente para cerrar 20 años de la era Buteflika

Cinco candidatos optan a la jefatura del Estado en unos comicios fuertemente rechazados por el movimiento de contestación que tiene en jaque al régimen desde hace 10 meses

Argelia celebra hoy elecciones presidenciales bajo una inédita presión popular. El movimiento ciudadano que ha puesto en jaque al régimen desde que el 22 de febrero estallara una ola de protestas rechaza la celebración de estos comicios y, en los últimos días, ha intensificado las marchas reclamando su anulación. Mientras, las autoridades argelinas se encuentran, por primera vez desde hace 60 años, en la disyuntiva de organizar una votación transparente y creíble, sin rastro de fraude, para dar paso a una transición política.

El fuerte sentimiento de humillación que se apoderó de la ciudadanía cuando Buteflika anunció que sería de nuevo candidato a un quinto mandato presidencial, en las previstas elecciones de abril de 2019, dio paso a una revuelta popular que acabó con su Presidencia e inició el desmantelamiento de su clan de poder. El pulso de la calle logró también posponer los comicios del 4 de julio, a los que no se presentaron candidatos. Por eso ahora el nerviosismo es máximo para que la cita con las urnas de hoy se celebre sin incidentes.

La sombra del anunciado boicot hace peligrar la legitimidad de esta cita con las urnas, considerada por el 'Hirak' (como se conoce al movimiento popular) como un medio del régimen para regenerarse. Desde las autoridades se insiste en que la votación servirá para articular la transformación del sistema. Incluso, se apunta a la posibilidad de una segunda vuelta, algo inédito en la Argelia contemporánea. "Nunca hemos tenido una segunda vuelta, pero hay un 90% de posibilidades de que esta vez se celebre. Por primera vez en Argelia, nadie conoce el nombre del presidente. Los cinco candidatos tienen la misma oportunidad de ser elegidos", asegura Milad.

Cinco son los candidatos a ocupar el palacio de El Muradia, la sede de la Presidencia, y dejar atrás la era Buteflika. Aunque son viejas caras conocidas, ya que todos ellos sirvieron como jefes de Gobierno o ministros durante su Presidencia. Destaca de entre ellos Ali Benflis, de 75 años. Fue primer ministro entre 2000 y 2003 y candidato presidencial en 2004 y 2014. Abdelmayid Tebune, de 73 años, también fue jefe del Ejecutivo en 2017, aunque sólo duró tres meses al sucumbir a una lucha de clanes. Hoy se define como candidato "independiente", aunque siempre ha estado ligado a Buteflika. Azedin Mihubi, de 60 años, dirige desde hace unos meses el Reagrupamiento Nacional Democrático (RND), partido hermano del oficialista Frente de Liberación Nacional (FLN) y sostén de la Presidencia de Buteflika. El islamista Abdelkader Bengrina, de 57 años, fungió como ministro de Turismo entre 1997 y 1999. Y Abdelaziz Belaid, con 56 años el más joven de los candidatos, es al tiempo un veterano cuadro del FLN.

La tensión acumulada durante todos estos meses se palpaba ayer en las calles de la capital, Argel, donde miles de personas se manifestaron para mostrar su rechazo a la cita con las urnas. 'Makanch le vote' (No a las elecciones), gritaban los activistas marchando por la avenida Didouche Mourad, la principal arteria de Argel, grabando con sus móviles las manifestaciones. Los antidisturbios habían partido en dos la marcha y se enseñoreaban ante los manifestantes mientras en el cielo resonaban las aspas de un helicóptero de vigilancia aérea. 'La lil issaba' (No a la banda), entonaban los jóvenes en cánticos erigidos ya como la banda sonora revolucionaria. Es con esta denominación, 'la banda', como se refieren a los que les han gobernado durante décadas.

Ni siquiera ha aplacado las iras del 'Hirak' la condena la víspera de dos ex primeros ministros de Buteflika. Ahmed Uyahia y Abdelmalek Sellal fueron sentenciados el martes a 15 y 12 años de prisión y a pagar un millón de dinares cada uno en un macrojuicio por una red de corrupción estatal que implica a varios ex altos dirigentes del régimen y a empresarios del sector automovilístico. En el mismo proceso, el ex ministro de Industria y breve secretario general FLN (que ha gobernado Argelia como partido único desde 1962 hasta finales de los años 90), Abdeslam Buchareb, recibió 20 años de cárcel. Otros ex altos cargos del régimen y empresarios han sido condenados entre 10 y tres años.

Reina un ambiente en el que se mezcla el clima de ajuste de cuentas con el llamado 'clan Buteflika' con la política de 'manos limpias' que ha puesto en marcha el actual hombre fuerte del país, el general Ahmed Gaid Salah. El pasado 25 de septiembre, en un juicio que apenas duró 48 horas, fueron condenados el hermano del presidente Buteflika, Said (para muchos, verdadero 'rais' en la sombra) y los temidos generales Mohamed Mediene y Athmane Tartag (jefes de los servicios de información), además de la opositora Luisa Hanun a 15 años de prisión por "complot contra el Estado".

Pero el 'Hirak' no ve ajenos a 'la banda' a los cinco candidatos que se presentan hoy a las elecciones presidenciales. "La 'issaba' nos propone cinco lobos", dicen los manifestantes en referencia a los aspirantes. "No habrá dos sin tres. El 18 de abril fue anulado, el 4 de julio fue anulado y el 12 de diciembre también lo será", reclaman.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino