Arcor apunta a crecer en México y África ante coyuntura en Argentina

Arcor apunta a crecer en México y África ante coyuntura en Argentina

08/01 - 15:59 - La empresa argentina fue una de las afectadas por las luchas económicas que tuvo el país durante el 2019

Arcor SAIC, el fabricante de dulces más grande de Argentina, está buscando oportunidades de expansión en el extranjero en 2020, mientras pretende contrarrestar lo que se espera que sea otro año de lento crecimiento en el país.

Arcor planea adquisiciones de hasta US$100 millones en México, dijo el presidente ejecutivo, Luis Pagani, en una entrevista en su oficina de Buenos Aires. Además, la compañía está expandiendo sus operaciones en África, con una nueva planta de producción en Angola cuyo término está programado para este año.

“De hecho, hay oportunidades en México, que es uno de nuestros mercados más competitivos”, dijo Pagani. Arcor planea expandir sus operaciones actuales en el país y evaluará posibles objetivos de compra en coordinación con su socio local Grupo Bimbo SAB, agregó.

Arcor fue una de las diversas empresas locales afectadas por las luchas económicas de Argentina en 2019. El país está sintiendo los efectos de una prolongada recesión y terminó el año pasado con una inflación superior al 50%. En agosto pasado, los activos argentinos se desplomaron después de que el entonces candidato de izquierda Alberto Fernández venciera inesperadamente por una amplia mayoría al presidente en título Mauricio Macri en las elecciones primarias, un hecho que sentó las bases de su victoria del 27 de octubre.

CRUZANDO EL ATLÁNTICO

Las ventas cayeron el año pasado a alrededor de US$2.600 millones, en comparación con los US$2.800 millones en 2018, debido en parte a la depreciación del 37% de la moneda local. Pagani comenzó 2019 esperando terminar el año con ingresos de US$3.100 millones y ganancias antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización de US$300 millones. Argentina representa aproximadamente el 60% de las ventas totales de la compañía.

La debilidad interna es solo una de las razones por las que Arcor busca expandirse. Brasil, el segundo mercado más grande de Arcor que representa cerca del 12% de las ventas, muestra signos de “una lenta recuperación”, dijo el ejecutivo de 62 años. La mayor economía de América Latina aún no ha vuelto a sus niveles de consumo de 2015. Los disturbios en el vecino Chile también paralizaron las ventas de la compañía en ese país.

Arcor pretende repuntar al menos un 1% este año a medida que la compañía busca crecer más allá de las fronteras de América Latina, dijo Pagani. Planea terminar este año la construcción de una planta de US$50 millones en Angola, junto a su socio de distribución Webcor, con lo que abrirá el acceso a todo el África subsahariana.

“El continente africano es importante porque seguirá creciendo a un ritmo de dos dígitos”, dijo Pagani. “Al mirar hacia 2050, esos serán los países que más crecerán en el mundo”.

Arcor financiará su expansión internacional a través de la emisión de bonos y préstamos bancarios, dijo el gerente general de finanzas, Gustavo Macchi. La compañía vendió 1.650 millones de pesos argentinos en bonos a seis meses a tasa variable el 18 de diciembre, según una presentación de la empresa.

“Hubo una oportunidad y la aprovechamos al emitir esta transacción”, dijo Macchi. “Los resultados estuvieron absolutamente dentro de nuestro rango esperado, y dado el difícil momento del mercado, creemos que la emisión tuvo muy buenos resultados”.

Pagani dijo que el crecimiento de Argentina dependerá en parte del éxito de las negociaciones de deuda del gobierno, mientras busca evitar otra batalla prolongada con los acreedores internacionales.

El gobierno planea mantener los estrictos controles monetarios implementados por la administración anterior, que limitan las transacciones de divisas a US$200 por mes. En diciembre, el gobierno de Fernández aprobó una ley de emergencia que le otorga al presidente amplias facultades para renegociar la deuda y aumentar los impuestos.

MÁS ALLÁ DE LOS DULCES

Es probable que Arcor —fabricante de los chocolates Águila, los bombones Bon o Bon y las mermeladas de frutas La Campagnola— eleve su participación en el mayor productor lácteo de Argentina, Mastellone Hermanos SA, para convertirse en su accionista controlador, dijo Pagani.

El confitero, que posee el 51% de Bagley Latinoamérica SA, un fabricante de productos horneados con sede en Buenos Aires, seguirá buscando socios estratégicos para consolidar su posición más allá de los dulces, dijo. La compañía también busca expandir su oferta de opciones de alimentos saludables, de acuerdo con las tendencias globales de la industria.

“La tendencia mundial en el negocio de la confitería apunta a ofrecer productos que contribuyan con hábitos de vida saludables, y estamos trabajando en eso”, dijo Pagani.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino