¿Aranceles de EE.UU. para el acero de Brasil y Argentina?

¿Aranceles de EE.UU. para el acero de Brasil y Argentina?

El principal asesor económico del presidente Donald Trump aseguró que aún no se ha tomado la decisión final sobre este tema, por más que el mandatario dijo haberlo hecho la semana pasada.

El principal asesor económico de Donald Trump dijo el martes que la administración no ha tomado una decisión sobre volver a imponer aranceles al acero a Brasil y Argentina, a pesar de que el presidente dijo la semana pasada que los impuestos se harían “efectivos de inmediato”.

El director del Consejo Económico Nacional de la Casa Blanca, Larry Kudlow, dijo en el CEO Council del Wall Street Journal en Washington que se ha discutido el restablecimiento de los aranceles, pero que aún no se ha tomado una decisión.

Esto a pesar de que apenas la semana pasada, el presidente Trump tutiteó que restablecería los aranceles contra estos dos países al decir que “han estado presidiendo una gran devaluación de sus monedas, lo que no es bueno para nuestros agricultores. Por lo tanto, con vigencia inmediata, restableceré los aranceles sobre todo el acero y el aluminio exportado por esos países a EE.UU".

Su iniciativa equivale a represalias contra dos naciones que se han convertido en proveedores alternativos de soja y otros productos agrícolas para China, arrebatando participación de mercado a los votantes estadounidenses, incluidos los agricultores, que son un electorado clave para Trump mientras se enfoca en las elecciones presidenciales de 2020.

Aunque los aranceles al acero podrían afectar el comercio, Argentina y Brasil obtienen muchos más beneficios en los envíos de cultivos a los compradores chinos. En los primeros 10 meses del año, Brasil ha enviado US$25.500 millones en productos agrícolas que incluyen soja y carne de cerdo a China. Dicho monto supera más de 10 veces el valor de los productos de acero y hierro vendidos en EE.UU.

Este aparente revés en la política comercial exterior de EE.UU. (muy al estilo Trump, para ser sinceros) se da en medio de las negociaciones que este país sostiene con Canadá y México para poner definitivamente en marcha el nuevo tratado entre estos tres países, conocido ahora como T-MEC.

Las conversaciones arrancaron de nuevo este martes en Ciudad de México. Trump, quien presionó para que se negociara el T-MEC que sustituirá al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) que estaba vigente desde 1994, se mostró optimista de que con las últimas modificaciones finalmente el nuevo acuerdo sea ratificado por el Congreso estadounidense. “Me han dicho que las cosas van bien y que se han logrado importantes avances en las últimas 48 horas”, dijo Trump a periodistas.

El T-MEC se selló en noviembre de 2018, pero hasta el momento solo fue confirmado por el Senado mexicano en junio pasado, en tanto Canadá dijo que lo aprobaría inmediatamente después que lo hiciera Estados Unidos.

Los legisladores demócratas, que tienen mayoría en la Cámara de Representantes, bloquearon la ratificación del T-MEC en medio de cuestionamientos de los sindicatos, que querían mayores garantías del cumplimiento de la reforma laboral mexicana exigida por el acuerdo para evitar competencia desleal con los trabajadores estadounidenses.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino