Arancel a la carne porcina se suma a restricciones de frigoríficos en Rusia

Arancel a la carne porcina se suma a restricciones de frigoríficos en Rusia

Las medidas arancelarias de Rusia rigen desde que abandonó las cuotas preferenciales para países con los que no tiene acuerdos de libre comercio

Desde enero rige un arancel del 25% para la carne porcina en el mercado ruso, el mayor importador del producto paraguayo durante los últimos años. Si bien hay buenas perspectivas para que se levante la restricción que pesa sobre frigoríficos nacionales, esta barrera impositiva hace que el sector mire hacia otros mercados.

Las medidas arancelarias de Rusia rigen desde que abandonó las cuotas preferenciales para países con los que no tiene acuerdos de libre comercio. En el caso de la carne porcina, podía comprar bajo este régimen hasta 250.000 toneladas, donde Paraguay participó el año pasado con el envío de 4.600 toneladas.

El director de Relaciones de la Cámara Paraguaya de Carnes, César Ros, explicó que esta situación se da como efecto del ingreso de ese país en la Organización Mundial del Comercio.

“Eso nos dificulta acceder al mercado, salvo quizás en algunos cortes muy prémium y que los valores permitan una rentabilidad”, detalló.

Actualmente solo la Unión de Productores de Itapúa (Upisa) es la planta paraguaya que puede exportar carne de cerdo, pero al igual que otros siete frigoríficos que envían al mercado internacional carne bovina enfrenta una restricción en el mercado ruso por hallazgo de residuos de antibióticos en el producto.

Para Ros, las exigencias de este comprador están por encima de la Organización Mundial de Sanidad Animal y la Organización Mundial de la Salud. Estima que no se tardará mucho en llegar a una solución sobre este punto, pero insiste en el impacto del arancel del 25%.

OTROS MERCADOS. Como alternativa, el representante de los frigoríficos y quien también dirige Upisa, mencionó que se volverá a los mercados originales de la carne porcina como es el caso de Azerbaiyán y Georgia, destinos que después de 13 años ingresaron en enero entre los compradores del producto paraguayo.

Estas eran las opciones antes de que el sector tuviera habilitación en el mercado ruso, que en alguna ocasión llegó a pagar incluso USD 1.000 más que los otros importadores, condición que cambiará a partir de este 2020.

“El año pasado Rusia fue el principal mercado por una cuestión de precios, sin embargo este arancel castiga el precio, porque no nos van a poder pagar lo que nos pagaban anteriormente y entonces los precios del mercado ruso van a nivelarse con precios que pagan otros mercados”, advirtió el empresario.

Otro destino al que apostó Paraguay es Tailandia.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino