ARA San Juan: familiares vieron imágenes de las pertenencias de la tripulación

ARA San Juan: familiares vieron imágenes de las pertenencias de la tripulación

Los familiares de los tripulantes del ARA San Juan vieron las imágenes de algunas pertenencias, por ejemplo, un saco de uniforme de oficial.

No pudieron preguntar. Apenas escuchar indicaciones que, a distancia, desde el juzgado de Caleta Olivia, un superior de la Armada Argentina aportaba cuando creía que las imágenes requerían aclaraciones. Pero ni necesitaron explicaciones cuando vieron lo que nunca antes: un saco de uniforme de oficial, con sus jinetas a la vista, y parte de un overol de trabajo sobre el lecho marino, al lado de los restos del submarino ARA San Juan, a más de 900 metros de profundidad.

"Fue duro, muy duro", reconoció Andrea Merelles, esposa del tripulante Gabriel Alfaro Moreno y una de las más de 40 familiares de los 44 marinos desaparecidos que desde aquí participó de la videoconferencia simultánea -alcanzó a otras 16 sedes judiciales de distintas provincias- que por primera vez les permitió ver las 67000 imágenes tomadas por un robot sobre lo que quedó del buque hundido el 15 de noviembre de 2017 frente a las costas patagónicas.

Más de seis horas pasaron en la sala de audiencias de la Cámara de Apelaciones Federal de esta ciudad. Todos ante una pantalla de 50 pulgadas y asistidos desde cerca por seis psicólogos del Centro Nacional de Asistencia a la Víctima. Hubo llantos, mucha emoción, pero ninguna crisis ni cuadro que requiera mayor atención. 

Hasta el momento solo habían visto tres fotografías tomadas con equipos remotos del Seabed Constructor, buque que halló el submarino el 16 de noviembre último. La jueza Marta Yáñez cumplió con exhibirles la totalidad del material, que está incorporado a la causa y ahora será remitido a la comisión bicameral que investiga lo que ocurrió con el submarino.

Lo que vieron parece suficiente como para que no queden dudas del destino del submarino. "No necesito más, vi lo que vine a ver", aseguró Paola Costantini, esposa del suboficial Celso Vallejos. "A mí no me alcanza", acotó Zulma Sandoval, su suegra y madre del sonarista del ARA San Juan

Marcela Moyano y Marcela Fernández, esposas de los tripulantes Hernán Rodríguez y Alberto Sánchez, coincidían este mediodía en lo difícil que les resultaron las horas previas a sentarse frente a esa pantalla. "Va a ser muy fuerte", anticipaban. Sobre todo porque a pesar de reconocer el final que tuvo el submarino, persiste en ellas y muchos de los familiares una sensación de resistencia a admitir ese desenlace. "Siempre se repite esa situación en que parece que en cualquier momento abre la puerta y entra", asegura Sánchez y ratifica Moyano. Aún sienten que sus maridos regresarán a casa.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino