Antonio Tajani: «Maduro mata a la democracia cada día, fui el primero en reconocer a Guaidó»

Antonio Tajani: «Maduro mata a la democracia cada día, fui el primero en reconocer a Guaidó»

El expresidente del Parlamento Europeo es muy crítico con los nacionalismos: «Juntos, por amor a nuestras patrias, podemos ganar a nivel global»

A Antonio Tajani (Roma, 1953), su labor como presidente del Parlamento Europeo le ha valido numerosos reconocimientos. El último ha sido el Premio Foro España a los valores europeos, que recibió hace unos días en Madrid. Claro y sin rodeos, reivindicó a Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela, señaló que el principal problema de los Veintisiete es el paro juvenil y puso en valor la figura del Rey Juan Carlos, «uno de los políticos más importantes de los últimos 60 o 70 años».

¿Cómo recuerda su etapa como presidente del Parlamento Europeo?

Me gustó muchísimo. Trabajé para defender la democracia en Europa y recortar la distancia entre instituciones y ciudadanos. También defendimos los Derechos Humanos en muchos lugares, como nuestro país hermano, Venezuela, donde hay un régimen dictatorial de un señor llamado Nicolás Maduro que mata a la democracia cada día. Como presidente del Parlamento, yo fui el primero en reconocer a Juan Guaidó como presidente interino de la República Bolivariana de Venezuela. También fue una batalla conocer la verdad sobre lo que le pasó a Daphne Caruana Galiza, una periodista muy valiente a la que mataron con la complicidad de gente cercana al Gobierno de Malta

¿Es el nacionalismo uno de los grandes desafíos de la UE?

Es uno de ellos. Para mí el más importante es el paro juvenil. Hay que trabajar en favor de la economía real, de la industria, de la agricultura y las pymes. El nacionalismo no es el amor por la patria. Yo soy un patriota, pero no un nacionalista. El nacionalismo es una visión negativa del amor por la patria. Juntos, por amor a nuestras patrias, podemos ganar a nivel global. Se piensa que el nacionalismo puede ser la solución para ganar, pero si Alemania no puede competir sola con China, Rusia, Estados Unidos, la India... ¿Lo puede hacer una región?

¿Cree que la Eurocámara levantará la inmunidad de Puigdemont, Comín y Ponsatí?

La Comisión Jurídica tiene que decidir por unos actos que cometieron antes de ser eurodiputados. La inmunidad es para hechos ocurridos mientras se es eurodiputado, pero yo no soy miembro de la Comusión Jurídica. La primera decisión es de ellos, después veremos qué propone al pleno, que también tendrá qué decidir qué hacer.

¿Habría que reformar el funcionamiento de las euroórdenes?

Es importante la armonización a todos los niveles, también a nivel fiscal y judicial. No solo por el caso de un político catalán. No hay que trabajar con ideas particulares. La armonización es para reforzar la cooperación europea y resolver problemas.

Reino Unido ha abandonado ya la Unión Europea pero hay un periodo de transición hasta el 31 de diciembre. ¿Hará Europa valer su peso en las negociaciones?

Hay que defender nuestros intereses, pero no estamos en contra del Reino Unido. Hay que lograr un acuerdo beneficioso para ambos, defendiendo a los 3,7 millones de europeos que viven allí, muchos españoles, así como a los británicos en la Unión. También hay que defender nuestros productos agroalimentarios, no podemos aceptar una competencia desleal. Otro problema son los acuerdos a futuro en todos los ámbitos, como el de la pesca, el espacial, el terrorismo, la seguridad o contra la inmigración ilegal. Veremos qué hacen los amigos de Londres.

Habla de proteger al sector agrícola. En España, los agricultores protestan por los bajos precios en origen mientras el Consejo Europeo ha propuesto reducir el presupuesto de la Política Agraria Común.

¡Estoy totalmente en contra! Ya he dicho que el principal problema europeo es el paro. Si matamos la agricultura, la industria y las pymes, no podremos trabajar para evitarlo. Vamos a defender a los agricultores. Bajo mi presidencia no se votó la política agrícola porque ya se intentaba recortar.

Ha elogiado a Don Juan Carlos en más de una ocasión.

El Rey Juan Carlos, para mí, es uno de los políticos más importantes de la historia de Europa de los últimos 60 o 70 años. Nadie como él ha hecho un esfuerzo tan increíble en defensa de la democracia en España. En la Transición, antes y después. Me gusta mucho también su hijo, Don Felipe, porque es un Rey moderno, muy respetado en todo el mundo, muy eficaz y muy popular. Me entregó el Premio Carlos V hace un año, en Yuste (Cáceres) y se mostró muy cercano al pueblo. Hablaba con todo el mundo, también con los niños. Son un valor añadido para España.

¿Tiene planes para volver a la política italiana o quiere seguir en Europa?

Ahora soy vicepresidente del Partido Popular Europeo y vicepresidente de mi partido —Forza Italia—. Hago todo lo que puedo en Bruselas como presidente de la Comisión de Asuntos Constitucionales y soy también presidente de la conferencia de presidentes de comisiones parlamentarias. En Italia trabajo para ayudar a mi partido en mi circunscripción para intentar hacer cosas positivas y ganar a la izquierda. El actual Gobierno italiano no me gusta. La mezcla increíble del Movimiento Cinco Estrellas con amigos de China y de Maduro, otros partidos de izquierda... Han dicho que intentan cambiar las cosas pero no hacen nada para ayudar al sur ni contra la presión fiscal. El Gobierno de izquierdas en Italia es un desastre. Mata a mi país, por eso es mejor votar para cambiarlo.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino