Angela Merkel renuncia a coordinar la desescalada ante la negativa de algunos "Länder" a seguir un protocolo único

Angela Merkel renuncia a coordinar la desescalada ante la negativa de algunos "Länder" a seguir un protocolo único

La canciller alemana había insistido desde el primer momento en la necesidad de coordinar la salida hacia la llamada "nueva normalidad".

La canciller Angela Merkel ha cedido a los estados federados toda responsabilidad en la flexibilización de las restricciones impuestas por el coronavirusante las criticas de algunos gobiernos regionales a aplicar un protocolo único.

Merkel, que mantiene hoy una conferencia telemática con los jefes de los 16 'Länder' para discutir nuevas medidas en esta fase de desescalada, había insistido desde el primer momento en la necesidad de coordinar la salida hacia la llamada "nueva normalidad".

Según fuentes de la agencia Dpa la reticencia de algunos estados federados a seguir pautas comunes -especialmente la de aquellos que como Renania del Norte-Westfalia, que aboga por el levantamiento casi total de las restricciones-, ha enturbiado las conversaciones, obligando a Merkel a dar un paso atrás.

El sistema federal que rige Alemania permite a los 'Länder' tomar decisiones al margen del Gobierno central, una división de competencias que, en este escenario de pandemia, ha sido objeto de amplio debate político.

En las conversaciones con los primeros ministros regionales, los 'Länder' han acordado, según las mismas fuentes, tomar sus propias decisiones en base a las nuevas infecciones. El barómetro para relajar o, por el contrario, reforzar las restricciones en un distrito o una ciudad será mantener una ratio de contagio máximo de 50 personas por cada 100.000 habitantes durante un periodo de siete días.

Está previsto que el Gobierno, o en su defecto los estados federados informen de las decisiones acordadas en la ronda telefónica con Merkel.

Mientras, el ministerio de Sanidad ha anunciado la compra y distribución a los 'Länder' y asociaciones médicas de unos 121 millones de mascarillas y 46 millones de guantes, al tiempo que se ha asegurado el suministro de 306 millones de mascarillas más. Parte de la partida que está por entregar irá a consultas médicas, hospitales y residencias de ancianos.

El Gobierno alemán también ha reservado capacidades de carga aérea regular en China, el país fabricante más importante. La producción nacional de mascarillas se impulsará mediante incentivos financieros y garantías de compra.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino