Aña Cua para los argentinos

Aña Cua para los argentinos

La denuncia según la cual Argentina utilizará a Yacyretá para financiar una central que necesita, inclusive con urgencia, la nueva central hidroeléctrica sobre el brazo Aña Cua del río Paraná, cobra fuerza a medida que transcurren los días.

Un material periodístico firmado por Silvia Peco, de la publicación digital www.ambito.com titulaba ayer su material del modo siguiente: “Las urgencias presupuestarias amenazan proyectos de energía”, obviamente en Argentina.

La financiación de la nueva central del Aña Cua, que inclusive viola el Tratado de Yacyretá, va a ser posible con la postergación de los pagos, principalmente de la compensación paraguaya por territorio inundado, hasta la década comprendida entre el 2023 y el 2033. 

En otras palabras, el tiempo que media entre el presente y el 2023, año en que la entidad binacional deberá pagar la primera cuota de esta deuda, es el tiempo que necesitan los responsables de Yacyretá para construir la pequeña nueva central sobre el brazo Aña Cua (cinco años).

Reiteremos, una vez más, que los recursos financieros necesarios para esta obra, según explica la margen paraguaya de Yacyretá, provendrán de “...recursos propios de la Entidad Binacional Yacyretá, por venta de energía”.

Recuerda la colega en su artículo, que “tanto las nucleares como Chihuidos contaban con financiamiento asegurado, en primer caso por China y en el segundo por Alemania, y se iban a empezar a pagar cuando ya estuvieran generando energía, pero el Gobierno no puede tomar más compromisos de endeudamiento por las restricciones presupuestarias y el acuerdo alcanzado con el FMI. Aunque todavía no está confirmado, también circula la versión de que se ralentizarán las obras de las represas sobre el río Santa Curz, que cuenta con créditos de Rusia”, agrega.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino