América Latina se atrinchera ante la propagación del coronavirus

América Latina se atrinchera ante la propagación del coronavirus

Todos los países de la región han tomado medidas más o menos restrictivas para limitar el impacto del coronavirus, aún a pesar del escepticismo de líderes como Bolsonaro o López Obrador.

América Latina se está preparando para una expansión masiva del coronavirus. La mayoría de los países (salvo llamativas excepciones como las de Brasil o México) está poniendo en marcha medidas sanitarias muy parecidas a las que se han llevado a cabo en Europa: confinamientos, restricción de movimientos, suspensión de las clases para los escolares... Sin embargo, la región cuenta, en general, con muchos menos recursos para hacer frente a la crisis sanitaria y económica que se avecina.

Según la Organización Mundial del Trabajo (OMT) el 53% de todos los trabajadores de la región (unos 140 millones de personas) tiene un empleo informal, es decir, que trabaja sin contrato o en condiciones precarias. Además, un tercio de la población vive por debajo del umbral de la pobreza (220 millones de personas), en muchos casos, en condiciones insalubres y sin acceso a un sistema sanitario de calidad. Brasil, por ejemplo, invierte en salud menos del 4% del PIB, la mitad que España. En México, el porcentaje no llega al 3%.

Este es un resumen de las medidas que está tomando en los principales países latinoamericanos para hacer frente a las consecuencias del coronavirus.

Brasil
El país más poblado de América Latina (más de 200 millones de habitantes) y principal economía de la región no ha impuesto medidas generalizadas de confinamiento a nivel federal, por la negativa del presidente, Jair Bolsonaro, a paralizar la economía por lo que ha denominado un "simple catarro".

Sin embargo, los gobernadores de los 27 estados de Brasil anunciaron el pasado miércoles que desoirán las críticas hechas por Bolsonaro a las cuarentenas que, a nivel estatal, sí se han impuesto por el coronavirus y que seguirán apegados a los consejos de la OMS. En mayor o menor medida, los gobernadores han restringido tanto las actividades económicas como la circulación de personas debido a la creciente incidencia de la Covid-19 en el país. Bolsonaro ha dejado claro que su mayor preocupación es la economía, para la que se prevé una honda recesión este año por la paralización de actividades. "Si la política de aislamiento continúa tendremos el caos y el virus juntos", ha asegurado el mandatario.

México
El gobierno mexicano se debate entre el escepticismo y la preocupación ante la expansión de la epidemia. El Gobierno de Andrés Manuel López Obrador se resiste a decretar la cuarentena del país. El mandatario ha desafiado las recomendaciones internacionales y se ha mostrado escéptico con las medidas de aislamiento: "yo les voy a decir cuándo no salgan, pero si pueden hacerlo y tienen posibilidad económica, pues sigan llevando a la familia a comer a los restaurantes", aseguró la semana pasada, con la pandemia ya en fase de contagios comunitarios.

La aparente tranquilidad de López Obrador contrasta, sin embargo, con la decisión gubernamental de suspender (desde el pasado jueves) las actividades de los sectores público, social y privado que involucren concentración, tránsito o desplazamiento de personas. Esta suspensión estará vigente hasta el 19 de abril. La economía mexicana, que antes de la crisis ya preveía un año de estancamiento, va a ser una de las que más sufra por la pandemia en la región. BBVA prevé que el PIB mexicano caerá un 4,5%y que la producción industrial registrará un desplome del 20%.

Argentina
Argentina fue el país que reportó la primera muerte en América Latina por el coronavirus el pasado 7 de marzo. Una semana más tarde, el presidente de Argentina, Alberto Fernández, pidió a los argentinos que se queden en sus casas hasta el 31 de marzo.

Entre las medidas económicas que se han tomado ya se encuentran, por ejemplo, la prohibición de suspender servicios esenciales por falta de pago, el establecimiento de un precio máximo para los artículos de primera necesidad, el pago de un salario de aproximadamente 142 euros en abril para todos aquellos trabajadores que no vayan a tener ingresos a causa de la pandemia y la puesta en marcha de créditos blandos por valor de más de 5.000 millones de euros. Esta crisis ha llegado a Argentina en un momento especialmente delicado, en plena negociación de su deuda con los acreedores y con una economía en retroceso. El PIB del país se contrajo el año pasado un 2,2%, según datos oficiales.

Chile
El 18 de marzo el presidente, Sebastián Piñera, decretó el "estado de excepción por catástrofe" en todo el país durante 90 días ante el avance de la enfermedad, que en Chile entró en la fase 4, la etapa más grave, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). El estado de excepción contempla el cierre de comercios no esenciales y el despliegue de militares en las calles para dar seguridad a los hospitales y resguardar el cumplimiento de las cuarentenas y medidas de aislamiento social.

Además, desde el jueves pasado, siete municipios de Santiago de Chile se encuentran aislados del resto por la rápida expansión del virus en la zona; 1,3 millones de personas de la capital no podrán salir de sus casas durante una semana. El gobierno del país tiene previsto inyectar 11.750 millones de dólares para abordar un paquete de medidas de estímulo que están divididas en tres ejes: reforzar el presupuesto del Sistema de Salud, proteger los ingresos familiares y proteger los puestos de trabajo y a las empresas que los generan.

Colombia
Colombia lleva en cuarentena desde el jueves pasado y seguirá así, por lo menos, hasta el 13 de abril. Las personas que no cumplan con el confinamiento podrán ser castigadas con penas de hasta ocho años de cárcel. En cuanto a las medidas económicas, el gobierno liderado por Iván Duque ha liberado recursos públicos por valor de 15.000 millones de dólares. Entre las medidas adoptadas se encuentra, por ejemplo, la puesta en marcha de un ingreso solidario extraordinario del que se van a beneficiar tres millones de familias. El Ejecutivo colombiano también ha decidido movilizar a 250.000 psicólogos para ofrecer ayuda a quien la necesite.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino