Alemania envía un buque de guerra al mar de China Meridional en medio de tensión con Pekín

Alemania envía un buque de guerra al mar de China Meridional en medio de tensión con Pekín

Alemania envió el lunes un buque de guerra al mar de China Meridional por primera vez en casi dos décadas, uniéndose a otras naciones occidentales para ampliar su presencia militar en la región en medio de la creciente alarma por las ambiciones territoriales de China.

China reclama franjas del mar de China Meridional y ha establecido puestos militares en islas artificiales en las aguas que contienen yacimientos de gas y abundante pesca.

La Armada estadounidense, en una demostración de fuerza contra las reivindicaciones territoriales chinas, lleva a cabo regularmente las llamadas operaciones de “libertad de navegación”, en las que sus buques pasan cerca de algunas de las islas disputadas. China, por su parte, se opone a las misiones estadounidenses, alegando que no contribuyen a promover la paz ni la estabilidad.

Washington ha situado la lucha contra China en el centro de su política de seguridad nacional y trata de movilizar a sus socios contra lo que considera una política económica y exterior cada vez más coercitiva de Pekín.

Autoridades de Berlín han dicho que la marina alemana se ceñirá a las rutas comerciales comunes. Tampoco se espera que la fragata navegue por el estrecho de Taiwán, otra actividad habitual de Estados Unidos condenada por Pekín.

Sin embargo, Berlín ha dejado claro que la misión sirve para subrayar el hecho de que Alemania no acepta las reivindicaciones territoriales de China.

Alemania camina en la cuerda floja entre su seguridad y sus intereses económicos, ya que China se ha convertido en el socio comercial más importante de Berlín. Las exportaciones alemanas a ese país han contribuido a mitigar el impacto de la pandemia de COVID-19 en la mayor economía de Europa.

La ministra de Defensa alemana, Annegret Kramp-Karrenbauer, viajó al puerto de Wilhelmshaven para ver partir a la fragata Bayern en su viaje de siete meses que la llevará a Australia, Japón, Corea del Sur y Vietnam.

Se espera que el buque cruce el mar de China Meridional a mediados de diciembre, lo que lo convertirá en el primer buque de guerra alemán que atraviesa la región desde 2002.

“Queremos que se respete la legislación vigente, que las rutas marítimas sean libremente navegables, que se proteja a las sociedades abiertas y que el comercio siga reglas justas”, dijo Kramp-Karrenbauer.

Países como Reino Unido, Francia, Japón, Australia y Nueva Zelanda, también han ampliado su actividad en el Pacífico para contrarrestar la influencia de China.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino