Alemania, en situación "extremadamente preocupante" por el Covid

Alemania, en situación "extremadamente preocupante" por el Covid

07:42 - Sólo un tercio de los hospitalizados habían recibido la pauta completa de la vacuna y ese es el origen del problema al que se enfrenta el país

Alemania vive una cuarta ola de coronavirus con cifras récord. Por segundo día consecutivo el Instituto de control de pandemias Robert Koch (RKI) ha notificado este viernes el mayor número de infecciones desde que estalló la pandemia, un repunte que ha desatado todas alarmas y que vuelve a poner en riesgo una Navidad sin restricciones.

A los 33.949 nuevos contagios con coronavirus registrados el miércoles, se han sumado 37.120 casos en las últimas 24 horas. La incidencia en siete días se sitúa así en 169,9 casos por cada 100.000 habitantes. Ese registro supera con crecer los 100 nuevos casos semanales por cada 100.000 habitantes que contempla la Ley de Infecciones modificada aprobada primeros de año, que, por el momento, se ignora.

El paquete impulsado por la canciller Angela Merkel prevé la activación automática de un toque de queda nocturno a partir de 100 casos semanales por 100.000 habitantes. Además deberán suspenderse las clases presenciales a partir de 165 casos, aunque a partir de 100 se implanta ya la obligatoriedad de someterse dos tests semanales de antígenos.

A partir de un nivel de incidencia semanal de 100 se limitarán también los contactos o reuniones, que solo serán posibles entre personas convivientes o como máximo una más de otro hogar. Con un valor de hasta 150, las tiendas aún pueden ofrecer a sus clientes compras con cita previa, siempre que los clientes puedan ser evaluados de antemano.

La restricción nocturna regirá entre las 22.00 y las 05.00, aunque seguirán siendo posibles los paseos nocturnos o el deporte individual hasta la medianoche. Inicialmente se había contemplado un toque de queda desde las 21.00, pero fue suavizado ante las fuertes reticencias aparecidas.

De los 411 regiones administrativas que hay en el país, 310 superan los 100 casos por cada 100.000 habitantes. La horquilla se abre hasta los 715,7 casos registrados en Miesbach o los 696,2 casos en Mühldorf, ambos en Baviera.

Sólo 9 comarcas tienen una incidencia acumulada de 50 nuevos casos por cada 100.000 habitantes y solo uno una incidencia de 35.

Los fallecimientos han subido de 124 el miércoles 154. La cifra más alta de contagios hasta ahora era de 33.777 el 18 de diciembre de 2020.

Para el Instituto Robert Koch la situación es "extremadamente preocupante". Pone en jaque todos los esfuerzos realizados y los centros hospitalarios vuelven a estar al borde de su capacidad. El número de pacientes con coronavirus ingresados en hospitales por cada 100.000 habitantes en un plazo de siete días es de 4,1.

Según datos del RKI, sólo un tercio de los hospitalizados con coronavirus habían recibido la pauta completa y ese es el origen del problema al que se enfrenta Alemania cuando el invierno aún no ha comenzado, el de una campaña de vacunación en la que sólo ha participado el 66,9% de la población por desconfianza hacia las vacunas o, como afirman los negacionistas, creen que el Covid-19 es una invención.

En su informe semanal, el RKI elevó el riesgo para la salud para los no vacunados o aquellas personas que no tiene la pauta completa de "alto" a "muy alto".

Para los vacunados con la pauta completa, el RKI considera que el riesgo es "moderado", aunque "creciente" debido al aumento de las cifras de contagios.

El repunte de la pandemia que se vive en Alemania, como en otros países del centro y este de Europa, supondrá el retorno de las restricciones. Los ministros de Sanidad de los estados federados han evaluado en lo que ha sido su primera conferencia presencial desde la pandemia cómo afrontar esta cuarta ola. Los resultados han sido escasos. Llamamientos a la obligación moral de los no vacunados a inocularse para proteger su salud y la de los demás.

Todas las miradas siguen puestas en la vacunación, que aún siendo voluntaria, no se descarta se convierta en obligatoria para ciertos sectores profesionales, entre ellos al personal que trabaja en residencias de ancianos y hospitales.

Mientras se buscan nuevos incentivos a la vacunación por la vía de las restricciones a los no vacunados, las autoridades sanitarias redoblan sus llamamientos para que los vacunados a partir de 60 años y grupos vulnerables acudan a sus centros médicos para una dosis de refuerzo. Hasta el momento, menos de 2,4 millones de ciudadanos lo han hecho.

Mientras, los tres partidos que negocian la formación de Gobierno han anunciado que el próximo día 18 expondrán una batería de normas para contener esta cuarta ola. El Partido Socialdemócrata (SPD), Los Verdes y el Partido Liberal (FDP) ya están elaborando las nuevas medidas, que serán presentadas al Bundestag tras ser analizadas por un panel de expertos.

Los partidos ya habían anunciado a finales de octubre que dejarían expirar las medidas actuales y las sustituirían por un paquete reducido que permitiera a los 16 estados federados aplicar sus propias normas. Es lo contrario a lo que se buscó con la Ley de Infecciones, establecer restricciones uniformes en todo el país.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino