Agroexportadores están expectantes de lo que suceda en Medio Oriente

Agroexportadores están expectantes de lo que suceda en Medio Oriente

Paraguay exportó el año pasado 7,8 millones de toneladas de soja.

La tensión en el golfo Pérsico entre las dos potencias mundiales como son Irán y Estados Uni­dos ya empieza a tener efecto dentro de la economía mun­dial, y más aún en países que son tomadores de los precios internacionales como lo es Paraguay.

Por ejemplo, en el caso de los granos, los precios de la soja caen por segunda jornada ante las preocupaciones por la demanda y la situación en el Medio Oriente. Los precios del trigo se mantienen en terreno negativo, mientras que el maíz intenta recuperarse, pero sin resultados positivos.

A nivel local, agroexporta­dores están muy atentos de lo que pueda suceder en los próximos días, ya que sur­gieron nuevas amenazas de ambas partes en conflicto. “Esto va a impactar, claro que sí, de hecho el viernes pasado la soja tuvo una baja del 2% a causa de la situación de Medio Oriente. Paraguay es tomador de precios y cualquier situa­ción internacional puede lle­gar a afectar”, explicó el presi­dente de la Cámara Paraguaya de Exportadores y Comercia­lizadores de Cereales y Olea­ginosas (Capeco).

Resaltó que la reciente caída en la demanda es tema de pre­ocupación en el mercado y ahora se suma la incertidum­bre que genera la situación en Irán y su posible impacto en el resto del mundo.

INDUSTRIALIZACIÓN

El economista Jorge Pappa­lardo coincide en que esto puede tener su impacto sobre la economía local y alertó que también puede afectar a otros rubros que dependen mucho de los commodities. También instó a apostar por productos terminados para la exporta­ción.

“Debemos estar atentos, esto puede tener su repercusión además en las ventas de maquinarias, fertilizantes y todos los que componen esta cadena, incluso hasta puede afectar a la mano de obra. Si no apostamos por la industria­lización de productos, siem­pre impactará muy fuerte este tipo de situación”, sostuvo Pappalardo.

MAÍZ Y TRIGO

Los informes internacionales señalan que los operadores de maíz esperan el informe del USDA del próximo 10 de enero, en el que dará a conocer la esti­mación final de la producción de maíz, que fue afectada por el clima frío y húmedo.

Mientras, el trigo cerró la semana pasada con el rango más bajo esperado por el mer­cado y no fue suficiente para darle impulso al mercado.

­PREVÉN EXPORTAR 10 MILLONES DE TONELADAS

En el 2019 se exportó un total de 8,7 millones de toneladas de soja; para este año, las proyecciones prevén alcanzar las 10 millones de toneladas en exportación durante los 12 meses del año, de acuerdo con la Capeco.

Las condiciones internacionales no son favorables; sin embargo, esperan que mejoren. A nivel local, por ejemplo, productores de Itapúa y San Pedro esperan que en los próximos días caigan precipitaciones en todo el país para recuperar un poco la humedad en el suelo. Por otra parte, pro­ductores del Alto Paraná indicaron que se ven rindes bajos en algunas parcelas.

 

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino