Acuerdo Mercosur-UE: ¿Qué sectores tendrán beneficios “inmediatos” y cuáles deberán esperar?

Acuerdo Mercosur-UE: ¿Qué sectores tendrán beneficios “inmediatos” y cuáles deberán esperar?

El canciller Rodolfo Nin Novoa repasó qué sectores exportadores se verán favorecidos de “inmediato” (pasando a pagar arancel cero) cuando entre en vigencia el acuerdo entre el Mercosur y la Unión Europea (UE). Otros deberán esperar, aunque se ahorrarán en conjunto unos US$ 37 millones por aranceles.

Tras repasar un montón de cifras y porcentajes, el canciller Rodolfo Nin Novoa recibió las “felicitaciones” -extendidas a la Cancillería y sus negociadores- del presidente de la Comisión de Asuntos Internacionales del Senado, Pedro Bordaberry, por la negociación con una contraparte con “un poder económico mayor y por ende más peso”.

El jerarca acudió al Parlamento el jueves pasado para hablar sobre el acuerdo entre el Mercosur y la Unión Europea (UE), anunciado a fines de junio y en la etapa de “peinado fino” -donde se revisa el borrador pactado “no pudiéndose introducir temas nuevos”, explicó Nin Novoa-. Aunque previamente tuvo que responder sobre Venezuela.

Allí reveló la lista de sectores que ganarán de forma “inmediata” cuando entre en vigencia el convenio, y los que se verán favorecidos en el largo plazo al tener condiciones especiales para el acceso preferencial.

Sobre los plazos, el canciller estimó que entre seis meses y un año y medio puede durar el proceso actual, para que después el acuerdo pase por los Parlamentos. De los tres capítulos -uno comercial, otra de cooperación y el restante político-, el primero y más importante requiere para entrar en vigencia solo la aprobación del Parlamento Europeo.

Nin Novoa reconoció que “es posible que esto deba ser firmado por el próximo canciller”, pero se mostró entusiasmado de culminar las negociaciones del “principal acuerdo comercial que hoy tiene el Mercosur y particularmente Uruguay”.

INMEDIATOS

Las exportaciones uruguayas pagan US$ 270 millones de aranceles, y el 40% tienen por destino la UE, es decir suman US$ 106 millones los pagos por ese concepto a Europa.

Nin Novoa dijo que es “el segundo mercado más caro en aranceles” de Uruguay” y “la eliminación de esa barrera arancelaria al final del período de desgravación será una de las principales ganancias”.

Ante los legisladores, el canciller defendió que el acuerdo respeta “las asimetrías de tamaño de las economías de ambos bloques”. Porque “la Unión Europea le otorga concesiones al Mercosur que serán efectivizadas en un período de tiempo más breve” que en el sentido opuesto, sumado a que “la oferta final del Mercosur contempla una menor cantidad de bienes y una menor cobertura del comercio que la de la Unión Europea -72% contra 92% de desgravación en 10 años-“.

Ese acceso preferencial quedará vigente “en forma inmediata” -una vez que el Parlamento Europeo lo vote- para el 70% de los aranceles que hoy impone la UE. Eso traerá beneficios para una serie de productos locales que tendrán “acceso libre de aranceles al mercado europeo”.

“La pesca, los cueros, las menudencias, las grasas y despojos comestibles de la especie bovina, las manzanas, las peras, las cerezas, las ciruelas, las legumbres, los frutos secos, las pasas de uva, las bebidas, la soja y la harina”, son los rubros exportadores que saldrán ganando en esta instancia, resaltó.

Los productos sensibles, que integran el 30% restante de aranceles, serán desgravados en cuatro, siete y 10 años. Algunos rubros de interés para Uruguay dentro de esta canasta son “lanas, hortalizas, plantas y tubérculos alimenticios, cítricos, arándanos, arroz partido, alimento para mascotas, aceites vegetales, preparaciones alimenticias y mermeladas”.

El ministro subrayó que “lo que tenemos que hacer en estos períodos de desgravación es prepararnos para el final y determinar las posibilidades de colocar nuestros saldos exportables” en esos rubros. Puso de ejemplos a la pesca, los cítricos y los cueros, que recuperarán las “condiciones preferenciales de acceso al mercado europeo”, perdidas en 2014 cuando Uruguay pasó a ser considerado un país de renta media.

LARGO PLAZO

El jerarca también se refirió a la situación de algunos sectores sensibles, que tienen plazos extensos para la liberación y cuotas de ingreso.

En el caso de los vinos, detalló que se eliminarán en ocho años los aranceles para aquellos embotellados en envases de hasta cinco litros, quedando “descartado totalmente el comercio de vinos a granel”.

Nin Novoa aseguró que hoy Uruguay coloca “vinos de varias bodegas en Europa pero pagando aranceles onerosos”, y se estima un ahorro de US$ 13 millones al año cuando esté vigente el acceso preferencial.

“Ante el temor por el impacto del ingreso de vinos europeos a nuestro mercado, los tiempos hasta el ingreso efectivo serán largos como para permitir la adaptación del sector”, aclaró.

En referencia a las cuotas de ingreso -que dan acceso preferencial, no necesariamente con arancel cero-, aseguró que las de “interés” para Uruguay son carne, arroz y miel.

En el primer caso la cuota para todo el Mercosur es de 99.000 toneladas de peso carcasa (equivalentes a 76.000 toneladas de peso producto) y pagará un arancel de 7,5%.

Se implementará cinco años después del acuerdo y aún no se definió cómo se repartirá entre los países de la región, “una negociación dura y compleja” anticipó Nin Novoa. Sí es seguro que el 55% de la cuota “va a ser de carne fresca, que es más cara y rentable y el 45% congelada”.

Respecto al arroz, detalló que la cuota a cinco años será de 60.000 toneladas y Uruguay es el principal exportador hacia la UE dentro del Mercosur. Cuando esté vigente el acceso preferencial “se estima un beneficio mínimo de US$ 4 millones al año”.

A su vez, para la miel -un sector “con problemas” en Uruguay según el canciller- hay un contingente de acceso arancelario de 45.000 toneladas cuando hoy el país exporta unas 10.000 toneladas al año. Cancillería estima un ahorro por este concepto de US$ 5 millones anuales.

En el caso de la leche en polvo, se acordó una cuota a 10 años de 10.000 toneladas cuyo arancel irá bajando progresivamente hasta llegar a cero.

Para los quesos la cuota es de 30.000 toneladas con igual plazo y sistema de reducción arancelaria. El canciller dijo que se logró sacar del contingente al queso muzzarella, que Uruguay exporta mayormente hacia Brasil.

Tomando los números que dio Nin Novoa, el ahorro por aranceles dentro de los productos desgravados a largo plazo es US$ 37 millones, que se suman a los beneficios de los productos liberados de forma “inmediata”.

Oportunidades de inversion y para mejorar la competitividad

El ministro de Economía, Danilo Astori, planteó la semana pasada en el Parlamento que “las oportunidades para mejorar la inversión se incrementan con el acuerdo de libre comercio entre la Unión Europea (UE) y el Mercosur”. Aunque aclaró que esa “especie de alianza estratégica” que complementa el pacto comercial va a requerir “un trabajo denso” para implementarlo. Varias veces, repitió que el acuerdo “posibilita la creación de comercio”, lo que es “lo mismo que decir que habilita las posibilidades de inversión en los países integrantes del Mercosur y, en especial en Uruguay”.

El jerarca subrayó que cuando esté 100% vigente lo acordado con la UE “la mitad de las exportaciones del país se realizará al amparo de algún acuerdo comercial”. En esa línea, dijo que la eliminación casi total de los aranceles hacia Europa será “un componente importante de mejora de la competitividad de Uruguay”.

Las oportunidades no se limitan al comercio de bienes, sino que el país consolidará “su estatus como exportador de servicios a la UE”, subrayó el ministro. Puso el foco en la exportación de los denominados “servicios globales con gran contenido de conocimiento e innovación”. Mencionó como ejemplo, que Uruguay “avanzó mucho en materia de tecnología de la información, un área que está ocupando un lugar relevante en la exportación de servicios de Uruguay a la UE”. También anticipó que los productos locales podrán participar de los procesos de compras públicas en Europa con iguales reglas que los socios de la UE.

En lo que respecta al funcionamiento del Mercosur, Astori destacó que es “el acuerdo más relevante” desde su fundación, ya que “dinamiza la agenda interna” porque “debe armonizarse la normativa” entre los socios e “impulsa” las negociaciones con otros países.

¿Venezuela o Unión Europea?

El senador del Partido Independiente, Pablo Mieres, iba a comenzar a consultar al canciller Rodolfo Nin Novoa sobre el retiro de Uruguay de la asamblea de la Organización de Estados Americanos (OEA) -ocurrido el 27 de junio-, cuando legisladores del Frente Amplio pidieron la palabra. “Nos parecía que debíamos abordar inicialmente el tema del acuerdo de la Unión Europea con el Mercosur en función de que tiene un mayor caudal de información”, dijo Mónica Xavier y Rubén Martínez Huelmo complementó que es “el asunto más importante y habría que darle primacía”. Carlos Baraibar fue más allá: “no vamos a pedir la votación aunque tenemos votos para hacerlo”. El presidente de la Comisión, Pedro Bordaberry, zanjó el tema: Mieres hizo llegar la solicitud de comparecencia por Venezuela primero que Martínez Huelmo por el acuerdo comercial.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino