Acuerdo inédito entre Juan Guaidó y Nicolás Maduro para combatir el coronavirus

Acuerdo inédito entre Juan Guaidó y Nicolás Maduro para combatir el coronavirus

Suscriben un pacto para que la Organización Panamericana de la Salud (OPS) lidere el combate contra la pandemia.

Milagro en el desierto político venezolano. El Parlamento democrático y el Gobierno bolivariano han suscrito un acuerdo para que la Organización Panamericana de la Salud (OPS) lidere el combate contra la pandemia y así "salvar vidas" en el país sudamericano. "Tras varios meses de lucha hemos conseguido que la OPS pueda recibir los fondos aprobados para ayuda humanitaria", informó la oficina del presidente encargado.

Se trata del dinero rescatado en el exterior por la oposición y que forma parte del Fondo para la Liberación de Venezuela. El acuerdo se venía gestando desde hace días, pero no se concretó hasta el lunes tras la reunión entre Carlos Alvarado, ministro de Salud, y Julio Castro, asesor en temas de Salud de la Asamblea Nacional (AN) y uno de los principales infectólogos del país.

"Los abajo firmantes solicitan el apoyo técnico y administrativo de la OPS para asegurar la implementación, seguimiento y supervisión de la ejecución de esta colaboración y para informar regularmente a las partes", reza el documento suscrito, el primero alcanzado entre las dos partes desde que hace 17 meses Juan Guaidó y la AN desafiaran abiertamente a Nicolás Maduro, presidente que no es reconocido ni por la oposición ni por las principales democracias del planeta.

"Los actores de la dictadura se comprometieron a no poner obstáculos en la ejecución del programa y se garantizará que los recursos destinados sean ejecutados", confirmó el comunicado de la oficina de Guaidó.

El plan de cooperación técnica incidirá principalmente en la entrega de equipos de protección para el personal de salud, la mejora de la capacidad de diagnóstico y el tratamiento clínico de los casos confirmados.

Los tres puntos fallan actualmente de forma estrepitosa. Tanto los médicos como el resto del personal sanitario se ha quejado de forma reiterada, pese a las detenciones y amenazas sufridas, de no contar con material adecuado para luchar contra la Covid-19.

Hasta el momento, el Gobierno de Maduro asegura tener la pandemia bajo control, ya que en Venezuela sólo se habrían confirmado 1.662 casos y 17 muertos. El chavismo se ufana, en cambio, tras haber realizado más de 800.000 pruebas rápidas, pero en cambio sólo es capaz de llevar a cabo 100 PCR diarias.

El Gobierno apostó desde el principio por una "cuarentena radical", que ha naufragado en los barrios populares y ante la búsqueda desesperada de agua y gasolina. La revolución también activó un plan de terror contra periodistas y médicos que se atrevían a contradecir las cifras oficiales y sus postulados, que comenzaron acusando a EEUU de crear el coronavirus en un laboratorio para atacar a China y que actualmente se centra en señalar a Colombia por "contaminar" a su país enviando emigrantes contagiados.

En el acuerdo, que ya cuenta con el visto bueno de la OPS, también se apuesta por el aislamiento supervisado de los casos sintomáticos, la cuarentena de los contactos, el control de infecciones en los establecimientos de salud y la puesta en marcha de reportes epidemiológicos. Desde hace cuatro años, la revolución bolivariana oculta en sus boletines cómo se han disparado los casos de malaria, tuberculosis, sífilis o difteria por culpa del derrumbe del sistema nacional de salud.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino